Mundo

Científicos piden a Obama que no haya perforaciones petroleras en el Ártico

En una carta firmada por alrededor de 400 investigadores, demandaron al presidente de Estados Unidos que no se incluya el Océano Ártico en el plan federal de arrendamiento de mares profundos para la extracción de petróleo y gas.
AP
15 junio 2016 19:24 Última actualización 15 junio 2016 19:58
canada hielo artico (Bloomberg/Archivo)

canada hielo artico (Bloomberg/Archivo)

ANCHORAGE.- Alrededor de 400 científicos han firmado una carta en la que exhortaron al presidente Barack Obama que elimine la posibilidad de que se realicen perforaciones petroleras en el Ártico en un futuro cercano al retirar el Océano Ártico del próximo plan federal de arrendamiento de mares profundos.

Entre los firmantes están científicos de 13 naciones y 25 profesores eméritos actuales o pasados de la Universidad de Alaska.

Su opinión es contraria a la de funcionarios elegidos por el gobierno de Alaska, quienes apoyan fuertemente la apertura de las aguas de esa entidad  a la perforación petrolera a fin de proveer crudo para el Oleoducto Trans-Alaska.

Uno de ellos es Jane Lubchenco, ex directora de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos en el gobierno de Obama, quien ahora es una investigadora y profesora en la Universidad Estatal de Oregon.

"He sido testigo de algunos de los cambios sin precedente que están en curso en el Ártico", dijo Lubchenco en un comunicado. "Conservar importantes áreas marinas es un paso esencial para sostener la resiliencia de la región".

El Departamento del Interior está recolectando comentarios públicos hasta el jueves sobre el propuesto plan de arrendamiento de cinco años para la extracción de petróleo y gas, el cual cubriría de 2017 a 2022.

John Callahan, vocero de la Agencia de Administración de Energía del Mar, dijo a través de un correo electrónico que la dependencia gubernamental ha recibido aproximadamente 481.000 comentarios sobre el programa propuesto completo. No se ha contabilizado la cifra respecto a las aguas en el Ártico.

Grupos ambientalistas se oponen enérgicamente a la perforación petrolera en el Ártico. Dicen que la actividad industrial dañará a los mamíferos marinos que ya han sido afectados por una pérdida de hielo marino, y que el calentamiento global será acelerado con la combustión del petróleo extraído del Océano Ártico.