Mundo

Choque de trenes en Bélgica deja 3 muertos y 40 heridos

Tres personas murieron y unas 40 resultaron heridas el domingo por la noche en el choque de un tren de pasajeros y uno de mercancías en el este de Bélgica, según funcionarios citados por medios locales.
AP
06 junio 2016 0:22 Última actualización 06 junio 2016 3:25
A las 02:00 del lunes todos los pasajeros habían sido evacuados de los vagones. (AP)

A las 02:00 del lunes todos los pasajeros habían sido evacuados de los vagones. (AP)

BRUSELAS, Bélgica.- Tres personas murieron y unas 40 resultaron heridas el domingo por la noche en el choque de un tren de pasajeros y uno de mercancías en el este de Bélgica, según funcionarios citados por medios locales.

El accidente tuvo lugar en la localidad de Hermalle-sous-Huy, en la provincia oriental de Lieja, a orillas del río Meuse, según la televisora estatal RTBF que citó al alcalde de la comunidad Saint-Georges-sur-Meuse, Francis Dejon, diciendo que la colisión había sido "muy violenta".

Los trenes viajaban por la misma vía y el de pasajeros impactó contra el de mercancías desde atrás, explicó Frederic Sacre, portavoz de la empresa que gestiona la red ferroviaria del país, Infrabel, citado por el diario La Libre Belgique.

Dejon dijo que tres personas fallecieron y unas más 40 resultaron heridas, pero que estas cifras podrían cambiar.

De acuerdo con la televisora RTL, el convoy de pasajeros transportaba a unas 40 personas y viajaba a 90 kilómetros por hora (55 mph) cuando impactó contra el tren de mercancías poco después de las 23:00 horas, y dos de sus seis vagones descarrilaron y quedaron tumbados sobre uno de sus laterales.

"Todos nuestros servicios están movilizados y están cooperando completamente con los servicios de rescate", señalaron Infrabel y SNCB, la empresa que opera los trenes belgas, en un comunicado.

A las 02:00 del lunes todos los pasajeros habían sido evacuados de los vagones, apuntó RTL agregando que algunos de los sobrevivientes fueron trasladados a un monasterio cercano. Otros habían sido llevados a un centro deportivo local, donde estaban recibiendo ayuda psicológica.

Policías y bomberos de la ciudad de Lieja se desplazaron hasta el lugar del siniestro para ayudar en las labores de rescate.