Mundo

China respalda acuerdo de EU y Rusia sobre Siria

10 febrero 2014 4:16 Última actualización 15 septiembre 2013 10:12

 [El canciller chino Wang Yi dijo que una solución pacífica aliviará la tensa situación de la nación árabe / Reuters]  



AP

Beijing.- China expresó beneplácito el domingo por el acuerdo entre Estados Unidos y Rusia a fin de confiscar y destruir las armas químicas de Siria, afirmando que se trata de una solución pacífica que podría aliviar la tensa situación en la nación árabe, devastada por la guerra civil.

Los diplomáticos estadounidenses y rusos acordaron el sábado en Ginebra un proceso para hacerse cargo y destruir las armas químicas de Siria, en un avance diplomático que evita que Estados Unidos cumpla por el momento con una amenaza militar contra el régimen del presidente sirio Bashar Assad.

"Creemos que el acuerdo del proceso aliviará la actual situación tensa que podría provocarse en cualquier momento en Siria y crea nuevas posibilidades para resolver el problema de las armas químicas en Siria a través de medios pacíficos", destacó el canciller chino Wang Yi.

El ministro habló al inicio de una reunión con su homólogo francés Laurent Fabius, que está de visita en Beijing para continuar con el esfuerzo diplomático a fin de poner fin a la guerra civil de dos años y medio.

Fabius dijo poco después que aún hay interrogantes sobre el acuerdo, como qué medidas se tomarían si el gobierno sirio no cumple con aplicarlo.

Francia respalda firmemente a los rebeldes sirios y tiene intereses estratégicos e históricos en la región. Estuvo a favor de una acción militar después del ataque con armas químicas del 21 de agosto. Según París, Washington y otros gobiernos, el responsable fue el gobierno de Assad.

En contraste, China y Rusia han bloqueado sistemáticamente las resoluciones en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que trataban de sancionar al régimen de Assad.

Después de la reunión del domingo, el canciller francés dijo que el acuerdo para destruir las armas químicas de Siria era "un importante paso adelante, pero sólo una primera etapa".

"Por un lado, vamos a actuar con la destrucción de las armas químicas —bravo— pero por el otro, cientos de muertos se acumulan cada día en Siria y eso es algo que debemos impedir, o sea, hallar una solución política a la crisis de Siria", agregó Fabius.

Dijo que abordaría el acuerdo y su aplicación en una reunión el lunes en París con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y con el m9inistro británico del Exterior, William Hague. El martes se reunirá con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, en Moscú.

Fabius anunció asimismo que el lunes se publicará un informe de los inspectores de las Naciones Unidas sobre un ataque con armas químicas el mes pasado en las afueras de Damasco.

En Israel, sus líderes expresaron el domingo un optimismo cauteloso sobre el acuerdo entre Estados Unidos y Rusia que obligará a Siria a identificar y eliminar sus armas químicas para mediados de 2014, mientras Kerry llegaba a la región para analizar los avances.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que su país espera que el plan logre la "destrucción completa" de las armas químicas sirias y que convenza a Irán, aliado de Damasco, a no desarrollar armas nucleares. Israel cree que Teherán busca desarrollar ojivas atómicas y señaló que la respuesta mostrada por la comunidad internacional ante la crisis siria fue una "prueba" para Irán. Teherán niega los señalamientos.

"Esta prueba de resultados se aplica también a las gestiones diplomáticas de la comunidad internacional para frenar el armamento nuclear de Irán", dijo Netanyahu. "No decidirán las palabras, solamente las actuaciones y los resultados. En cualquier caso, Israel debe estar preparada para defenderse, por su cuenta, contra cualquier amenaza, y esta capacidad y preparación es hoy más importante que nunca".

Los funcionarios rusos y estadounidenses llegaron el fin de semana a un acuerdo que pide que se elabore un inventario del arsenal químico sirio antes de una semana. Los inspectores internacionales acudirán al país para noviembre a fin de inspeccionar las instalaciones bélicas sirias. Todos los componentes del programa de armas químicas serán retirados o destruidos para mediados de 2014. Siria no ha comentado aún el plan públicamente.

El presidente israelí, Shimon Peres, recibió el plan con agrado y dijo que el presidente sirio Bashar Assad "no tiene otra alternativa que aceptar el compromiso" y que la posibilidad de un ataque militar estadounidense, si fracasa el plan, debería "dar una lección" a Irán.

Antes de la llegada de Kerry, algunos políticos israelíes expresaron su escepticismo, diciendo que no se puede confiar en Assad.

El ministro de espionaje Yuval Steinitz dijo que el plan es más "sustancial" que las propuestas anteriores, pero advirtió que el plazo del acuerdo no es suficientemente rápido y que Assad podría tratar de esconder sus armas.

"Conocemos a Assad. Podrían ocurrir todo tipo de cosas", dijo. Agregó que el acuerdo no debería absolver a Assad del castigo por las acciones cometidas contra el pueblo sirio.