Mundo

China planea retirar más de 5 millones de autos por contaminación

La iniciativa, que sólo en Pekín retirará más de 300 mil autos, se da en medio de una creciente ola de críticas a un gobierno que, según la opinión pública, no ha emprendido las medidas necesarias para combatir las contingencias ambientales.
Reuters
26 mayo 2014 11:0 Última actualización 26 mayo 2014 13:21
Contaminación en China

China cuenta con medidas para restringir el ingreso de algunos vehículos, pero ha reconocido que no cuenta con la capacidad para realizar un monitoreo eficaz. (Reuters)

PEKÍN.- China planea sacar de circulación más de 5 millones de vehículos viejos este año, en una iniciativa para mejorar la calidad del aire. Sólo en Pekín serán retirados 330 mil autos, dijo el gobierno en un comunicado.

Ante el enojo público, la contaminación ha surgido como una prioridad para los líderes de China, que ahora buscan revertir el daño ambiental derivado del crecimiento galopante de los últimos años.

En un amplio plan de acción para recortar las emisiones en los próximos dos años, el gabinete de China, el Consejo de Estado, dijo que el país ya había incumplido sus metas para la contaminación del periodo 2011-2013 y que ahora tenía que acelerar sus esfuerzos.

Hasta 5.33 millones de vehículos que no logran cumplir con los estándares de combustible chinos serán "eliminados" este año, dijo el documento.

Además del retiro de más de 300 mil autos en la capital, se retirarán 660 mil de la provincia lindante de Hebei, donde se ubican siete de las ciudades con el aire más contaminado de China.

Según reguladores ambientales chinos, las emisiones de vehículos en Pekín son responsables de alrededor de un 31 por ciento de las partículas aéreas perjudiciales conocidas como PM 2.5, con 22.4 por ciento proveniente de la quema de carbón.

Pekín planea limitar la cantidad de autos en las carreteras. El año pasado recortó el número matrículas nuevas en 37 por ciento, a 150 mil por año, y también está pagando por los cambios necesarios en otros 200 mil vehículos más viejos.

El documento del Consejo no explicó cómo se implementaría el plan, aunque el gobierno municipal de Pekín ha ofrecido previamente subsidios de entre 400 y 2 mil 300 dólares a conductores que entreguen voluntariamente sus vehículos envejecidos para que sean eliminados. 

Actualmente la capital china no permite el ingreso de los vehículos que no cumplan con una serie de estándares; sin embargo, el gobierno admite la incapacidad de llevar a cabo el control y la vigilancia de manera eficaz.