Mundo

China necesitará 500 mil pilotos para el 2035 por auge en la aviación

A partir del 2015, los pilotos comerciales ya no requerirán aprobación militar, ya que el Gobierno Chino autorizó que naves privadas vuelen por debajo de los mil metros, lo cual provocó que al menos 200 nuevas firmas soliciten licencias de operación.
Reuters
02 noviembre 2014 20:12 Última actualización 03 noviembre 2014 5:0
Aerolíneas chinas reclutan pilotos en el extranjero, principalmente en Estados Unidos. (Bollmberg)

Aerolíneas chinas reclutan pilotos en el extranjero, principalmente en Estados Unidos. (Bollmberg)

PEKÍN.- La autoridad china de aviación civil aseguró que el gigante asiático necesitará entrenar a cerca de medio millón de pilotos al 2035, luego de que el Gobierno autorizó que naves privadas vuelen por debajo de los mil metros desde el próximo año sin aprobación militar.

Más de 200 nuevas firmas han solicitado licencias de operación para aprovechar la medida, que no afecta a las aerolíneas comerciales.

La unidad de entrenamiento de la autoridad de aviación civil sólo puede formar un máximo de 100 aspirantes a piloto al año.

Con las poco más de doce escuelas existentes en China repletas, firmas extranjeras se están uniendo a las locales para fijar las bases de nuevos cursos que se van a ofrecer en miles de dólares por participante.

"El primer grupo de estudiantes que inscribimos en 2010 eran en su mayoría dueños de negocios interesados en conseguir una licencia privada", dijo Sun Fengwei, subjefe de la escuela de pilotos de la Administración de Aviación Civil de China (CAAC).

"Pero ahora cada vez más jóvenes también quieren aprender a volar para que puedan conseguir un trabajo en empresas de aviación general", agregó.

Mientras se mantiene la incertidumbre sobre lo que será la nueva industria, las empresas están apostando a que pueden hacer dinero y pilotos en formación están convencidos de que pueden conseguir trabajos ideales.

Entre ellos se encuentra Zong Rui, de 28 años y que era parte del Ejército Popular de Liberación de la provincia de Shandong, en el este de China. Él asiste a una escuela de pilotos en Tianjin, a una hora en auto desde Pekín.

"El sueldo es bueno para un piloto de aviación general", dijo Zong a Reuters por teléfono, mientras se alistaba para una sesión de entrenamiento.

Incluso sin trabajo aún, Zong está seguro que el dinero que pidió prestado para aprender a volar dará sus frutos: "Puedo pagar fácilmente la matrícula de 500 mil yuanes (81 mil 750 dólares) en dos años, una vez que consiga trabajo", aseguró.

A fin de año, los ejecutivos de la industria esperan que Pekín dé a conocer directrices detalladas de cómo va a implementar los planes revelados en 2010 para abrir el espacio aéreo por debajo de los mil metros en 2015 y la expansión de los cielos abiertos por debajo de los tres mil metros en 2020.

La mayoría de los nuevos pilotos en formación buscan tener una carrera, pero hay algunos, los provenientes de clases más pudientes, que sólo buscan el entrenamiento para poder disfrutar luego de un nuevo pasatiempo extravagante: volar sus propias avionetas.

Fabricantes mundiales de aviones pequeños, como Cessna Aircraft Company, Pilatus Aircraft Ltd o Piaggio Aero Industries SpA, han tenido durante mucho tiempo en la mira al floreciente mercado de la aviación en China.