Mundo

China envía misiles a isla que disputa con Taiwán y Vietnam

 Las tensiones en el Mar de de China se incrementan después de que el gobierno chino envío a la isla de Woody misiles tierra-aire, región de tierra que es reclamada también por Taiwán y Vietnam.
Reuters
16 febrero 2016 23:30 Última actualización 16 febrero 2016 23:31
Militares chinos. (actualidad.rt.com)

Militares chinos. (actualidad.rt.com)

TAIPEI/WASHINGTON.- El gobierno chino desplegó un sistema avanzado de misiles tierra-aire en una de las islas en disputa que controla en el Mar de China Meridional, según el Ministerio de Defensa de Taiwán y funcionarios estadounidenses, aumentando las tensiones aún después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió moderación en la región.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Taiwán, el mayor general David Lo, dijo a Reuters que las baterías de misiles fueron instaladas en la isla Woody, que forman parte de la cadena de Islas Paracelso en el Mar de China Meridional, bajo control chino desde hace más de 40 años, pero que también son reclamadas por Taiwán y Vietnam.

"Las partes interesadas deben trabajar juntas para mantener la paz y la estabilidad en la región del Mar de China Meridional y abstenerse de adoptar medidas unilaterales que incrementarían las tensiones", dijo el miércoles.

Un funcionario de Defensa de Estados Unidos también confirmó el "despliegue aparente" de los misiles, reportado inicialmente por cadenas televisoras.

Imágenes de la empresa de satélites civiles ImageSat International mostraron dos baterías de ocho lanzadores de misiles tierra-aire y un sistema de radar, así como un sistema de radar, de acuerdo con Fox News.

La noticia del despliegue de misiles se conoce luego de que el presidente Obama y los líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por su sigla en inglés) concluyeron una cumbre en California.

En una rueda de prensa luego de la cumbre, Obama dijo que él y los líderes del sudeste asiático discutieron la necesidad de aliviar las tensiones en el Mar de China Meridional y acordaron que cualquier disputa territorial debería ser resuelta de manera pacífica y a través de vías legales.