Mundo

China arresta a exjefe de seguridad por corrupción y filtración de secretos

Zhou Yongkang fue acusado de aceptar sobornos de grandes cantidades y de filtrar información secreta, además de abusar de su poder al otorgar beneficios a sus amigos y conocidos, informaron autoridades chinas, tras un investigación que comenzó desde julio.
Reuters
05 diciembre 2014 13:30 Última actualización 05 diciembre 2014 13:55
Zhou Yongkang.

 Zhou Yongkang, fue expulsado del Partido Comunista, en cual perteneció desde 1949. (Archivo/Reuters)

PEKÍN. Las autoridades chinas arrestaron al ex jefe de Seguridad Interior Zhou Yongkang y lo expulsaron del gobernante Partido Comunista, en medio de acusaciones que van desde aceptar sobornos hasta filtrar secretos de Estado.

Zhou, de 71 años, es por lejos la figura política más destacada que es detenida dentro de la ofensiva anticorrupción del Gobierno de Xi Jinping.

También es el funcionario de mayor rango en China que se ve atrapado en un escándalo de corrupción desde que el Partido Comunista llegó al poder en 1949.

En un conciso comunicado publicado por la agencia oficial de noticias Xinhua en la medianoche del sábado, el Politburó del partido anunció que el caso de Zhou fue puesto en manos de las autoridades judiciales.

El partido comenzó en julio su investigación sobre Zhou, uno de los políticos más poderosos de la última década en China, tras meses de rumores y especulaciones de que estaba en problemas.

"La investigación halló que Zhou violó gravemente la disciplina política, organizativa y de confidencialidad del partido", dijo Xinhua.

"Se aprovechó de su puesto para buscar beneficios para otros y aceptó grandes sobornos personalmente y a través de su familia", agregó.

"Abusó de su poder para ayudar a que familiares, amantes y amigos lograran grandes beneficios en negocios operativos, provocando graves pérdidas de activos estatales", señaló el informe.

Zhou también filtró secretos estatales y del partido, se apropió de dinero y propiedades, tanto él como a través de su familia, dijo Xinhua, sin aportar detalles.

En una acusación habitual usada para desacreditar a funcionarios caídos en desgracia, Xinhua dijo que Zhou había cometido adulterio con varias mujeres y había "cambiado su poder por sexo y dinero".

"Su comportamiento afectó negativamente la reputación del partido, dañando significativamente la causa del partido y del pueblo, con graves consecuencias", indicó Xinhua.

Zhou era miembro del Comité Permanente del Politburó -la cúpula del poder en China- y mantuvo el cargo de zar de la seguridad hasta que se retiró en 2012.

Fue visto por última vez en público hace más de un año. Fue imposible acceder a él para comentar la situación y no quedó claro si tiene un abogado.