Mundo

Cerrado el "féretro" de los Arellano Félix: DEA

12 febrero 2014 4:29 Última actualización 24 mayo 2013 19:44


Notimex

La Agencia Federal Antidrogas (DEA) de Estados Unidos consideró hoy que con la declaración de culpabilidad de Eduardo Arellano en una corte federal de San Diego se terminó de cerrar el "féretro" del denominado cártel de los Arellano Félix.

La declaración de culpabilidad de Eduardo "clava el último clavo en el féretro de la organización Arellano Félix", aseguró a periodistas el director de la DEA en San Diego, William Sherman.

Añadió que el cártel que encabezaron los hermanos Arellano Félix desapareció y ahora "seremos incansables en perseguir a estas nuevas organizaciones narcotraficantes para traerlas ante la justicia como hicimos con los Arellano Félix".

El gobierno de Estados Unidos consideró que barrió con la organización Arellano Félix, cuando Eduardo -el último de los hermanos en ser enjuiciado en San Diego- se declaró culpable este viernes de conspiración para lavar dinero.

La aceptación de cargos "marca la conclusión de una larga batalla de 20 años del gobierno estadundiense por desmantelar la organización Arellano Félix, que movió ciento de toneladas de cocaína y mariguana de México y
Colombia a Estados Unidos", apuntó la procuraduría federal en San Diego.

"Cuando el cártel estaba en su mejor momento en los 90, asumimos el compromiso audaz y casi imposible de barrer con ellos y hoy podemos decir que lo hicimos", dijo la procuradora para la región fronteriza de California con México, Laura Duffy, quien llevó a juicio a todos los hermanos de la pandilla.

Eduardo Arellano Félix se declaró culpable de cargos de conspiración para lavado de dinero y podría enfrentar una condena de 15 años en una prisión federal de Estados Unidos antes de ser devuelto a México, donde deberá concluir una sentencia inconclusa.

Eduardo "El doctor" Arellano, de 65 años de edad, alcanzó un acuerdo con la procuraduría de cargos como conspiración para distribuir cocaína y asociación delictuosa que tienen penas mínimas de 20 años de prisión cada uno.
 
Eduardo Arellano fue el último de los hermanos extraditado durante el periodo de gobierno del expresidentes mexicano Felipe Calderón en agosto de 2012.

El juez Larry Burns dictará sentencia al narcotraficante mexicano el próximo 19 de agosto.