Mundo

Cenizas de Fidel Castro siguen recorriendo Cuba

El cortejo fúnebre de 9 vehículos se adentró en la región oriental, donde está noche hará una parada en la ciudad de Camagüey, para seguir el viernes hasta Bayamo. El sábado llegarán a Santiago de Cuba.
Corresponsal Vivian Núñez
01 diciembre 2016 15:52 Última actualización 01 diciembre 2016 15:53
Cuba, Fidel Castro

Las cenizas de Fidel Castro serán inhumandas en Santiago de Cuba. (Reuters)

LA HABANA.- Tras el paso de los días luego de la muerte de Fidel Castro, la cotidianidad trata de instalarse en Cuba, aunque se lo limite la permanencia del Duelo Nacional y el recorrido de la caravana con las cenizas del líder cubano por ciudades y poblados.

Las escuelas y los centros de trabajo funcionan normalmente, los establecimientos comerciales tienen las puertas abiertas, brindan sus servicios cafeterías y restaurantes estatales y privados, pero no se escucha música ni las voces altas con las que los cubanos se comunican habitualmente, mientras la televisión estatal continúa con la programación especial que comenzó el sábado en todos sus canales.

La Habana no tendrá más, desde el miércoles, la presencia de Fidel Castro. Sus cenizas iniciaron ese día un viaje de más de mil kilómetros en una urna de cedro hacia la oriental ciudad de Santiago de Cuba, pasando por 12 de las 15 provincias del país. Los restos serán inhumados el 4 de diciembre en Santiago de Cuba, nueve días después de que Fidel falleciera en La Habana a la edad de 90 años.

Hoy el cortejo fúnebre de nueve vehículos se adentró en la región oriental, donde está noche hará una parada en la ciudad de Camagüey, para seguir el viernes hasta Bayamo, aquella que los luchadores contra el colonialismo español quemaron en el siglo XIX antes que entregarla al enemigo.

En los dos puntos que hasta ahora se ha detenido la caravana –ayer lo hizo en la central Santa Clara-, cientos de miles de personas realizaron una vigilia en torno a los restos del líder cubano.

Desde que se inició este periplo, filas de cubanos a ambos lados de las avenidas y calles han acompañado al cortejo fúnebre. Solo no hay personas en los pequeños y estrechos puentes sobre ríos o arroyuelos, característicos del interior del país.

Ya vendrán más tarde las cifras oficiales de los que acudieron al Memorial José Martí, de La Habana, a rendir tributo a Castro; o los que colmaron la Plaza de la Revolución capitalina; o quienes han estado en las calles para despedirlo. Ahora están las imágenes y los testimonios.