Mundo

Cataluña suspende en forma temporal campaña independentista

El gobierno de la comunidad de Cataluña tomó la decisión de suspender de forma temporal el referéndum sobre su independencia un día después de que Tribunal Constitucional aceptara la impugnación del gobierno español, sin embargo, presentarán alegaciones para defender su convocatoria.
Notimex
30 septiembre 2014 10:46 Última actualización 30 septiembre 2014 10:49
Banderas de Independencia de Cataluña

En la Plaza de Catalunya, las manifestaciones convocaron a unas 5 mil personas, según datos de la policía. Las banderas independentistas se hicieron presentes. (Reuters)

MADRID.- El gobierno de la comunidad de Cataluña, noreste de España, suspendió de forma temporal la campaña para la consulta independentista, después de que la víspera el Tribunal Constitucional aceptara la impugnación del gobierno español.

En rueda de prensa, el portavoz del gobierno catalán, Francesc Homs, declaró que se presentarán alegaciones al Tribunal Constitucional para defender su convocatoria de consulta, así como la Ley local de consultas que también fue impugnada.

“Ayer no terminó nada y la determinación del gobierno es seguir adelante y haremos las cosas cumpliendo los compromisos”, manifestó.


Indicó que espera que el Tribunal emita su sentencia en pocos días para volver a reactivar la campaña institucional de promoción del voto en la consulta, la que inició el pasado domingo y tiene un presupuesto de 8.8 millones de euros (11 millones de dólares).

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, firmó el pasado sábado la convocatoria de consulta, unas horas después de que el Diario Oficial publicara la Ley local de consultas.

Por su parte, el gobierno español a través de la Abogacía del Estado presentó los recursos de impugnación, y el presidente Mariano Rajoy declaró que la consulta “no es compatible con la Constitución” y que “divide a los ciudadanos de Cataluña”.

Tras ser admitida por el Tribunal, la consulta queda suspendida de forma cautelar por un plazo de hasta cinco meses en los que debe resolver si la confirma o la retira y permite la medida promovida por el gobierno catalán.