Mundo

Cataluña mantiene consulta y estudia demanda contra gobierno

Ante la nueva impugnación al referéndum impuesta por el gobierno español, Artur Mas explicó que el ejercicio se trata de un proceso de participación público con más de 947 ayuntamientos y 40 mil voluntarios.
Notimex
31 octubre 2014 12:50 Última actualización 31 octubre 2014 12:52
Cataluña apoya a Escocia

Catalanes, vascos, corsos y canadienses están en Escocia, atraídos por el referédum; en la imagen catalanes manifiestan su apoyo a escoceses. (Reuters)

MADRID. El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, anunció que mantiene la consulta alterativa de esa comunidad, y que estudia demandar al gobierno español por “abuso de poder y de derecho” por impugnar ese proceso político.

En rueda de prensa, el dirigente nacionalista llamó a los ciudadanos catalanes “a dar una lección y un mensaje potente de democracia y civismo” el 9 de noviembre en una consulta que aseguró “tiene todo preparado para celebrarse”.

Recordó que la consulta alternativa, de participación ciudadana, pretende conocer la opinión de los ciudadanos sobre el futuro político de Cataluña.

El gobierno español presentó este viernes ante el Tribunal Constitucional una impugnación a la consulta, por considerar que es un referéndum (que no tiene competencia para convocarlo) con preguntas sobre si quiere a Cataluña como Estado independiente de España.

Mas respondió que “el gobierno español antes había bromas, se mofaba de esta consulta, y ahora ha vuelto a impugnar y ha cruzado la línea del ridículo”.

“Estamos haciendo algo que no tiene que ver con el recurso del gobierno, no es referéndum, ni es encubierto, es un proceso de participación. No estamos celebrando referéndum encubierto, estamos haciendo proceso de participación público con más de 947 ayuntamientos y 40 mil voluntarios”, dijo.

Señaló que además de mantener el proceso, dio instrucciones a los servicios jurídicos de la Generalitat para “emprender acciones contra el gobierno español por este abuso de poder y de derecho” porque “ello significa que no se puede ejercer un derecho” por esa impugnación.

“Lo que pretende parar el gobierno central no se puede parar, por algo sencillo: porque no estamos haciendo lo que dicen que hacemos. Tenemos el objetivo de conocer la opinión catalana sobre el futuro político. Queremos dar salida a una opinión general en Cataluña”, expuso.

“Quieren generar confusión y miedo, y desprestigiar el proceso catalán a nivel internacional. Llamo a población catalana para que ante estas circunstancias el 9 de noviembre demos una gran lección, podamos enviar un mensaje de democracia y civismo”, abundó.

Todas las notas MUNDO
Conoce cómo va el ‘Trump Team’ para 2017
Además de Trump, éstos han sido los Personajes del Año de la revista Time
Renzi oficializa su renuncia
Trump elige a un "viejo amigo" de China como embajador en Pekín
Legisladores de EU se apartan del muro físico de Trump
Trump nominaría a John Kelly como jefe de Seguridad Nacional
Avión se estrella en norte de Pakistán; recuperan 36 cuerpos
Time nombra a Trump como el Personaje del Año
Discriminación contra los latinos en EU va en aumento, según estudio
Suman 100 muertos por sismo en Indonesia
Toma de posesión de Trump podría retrasarse por recuento
China y Trump empiezan relación con el pie izquierdo
500 inmigrantes fueron liberados en Texas
Trump quiere cancelar nuevo avión presidencial construido por Boeing
Maduro y Putin conversaron vía telefónica sobre mercado petrolero
Gerente de la aerolínea donde viajó Chapecoense fue detenido
¿Edificios de Trump podrían ser blanco de ataques terroristas?
Llegada de Trump no cambiará el compromiso 'inquebrantable' con la OTAN, asegura Kerry
Amor en los tiempos de Donald Trump
Senado de Brasil desafía orden judicial para cesar a su presidente
Oposición venezolana congela diálogo para exigir salida electoral
Angela Merkel busca cuarto mandato como canciller de Alemania
Cazeneuve es nombrado primer ministro de Francia tras dimisión de Valls
Abe no pedirá perdón en Pearl Harbor, anuncia gobierno
Robots, la verdadera amenaza para empleos de Trump y China