Mundo

Castro optimista por el crecimiento en Cuba

Raúl Castro, presidente de Cuba, destacó el crecimiento del turismo, que debe llegar a la cifra histórica de tres millones y medios de visitantes, así como el reordenamiento de las deudas.
Vivian Nuñez/ Corresponsal
29 diciembre 2015 20:48 Última actualización 30 diciembre 2015 5:0
La visita de Fidel Castro fortalecerá la relación con México. (Reuters)

Raúl Castro, presidente de Cuba. (Archivo/Reuters)

LA HABANA.- El presidente cubano, Raúl Castro, calificó hoy de buen resultado el 4 por ciento de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) alcanzando en el 2015, aunque alertó sobre las dificultades que enfrentará la isla el próximo año por las recientes “afectaciones en las relaciones de cooperación mutuamente ventajosas con varios países, en particular con Venezuela”.

Al clausurar la última sesión del año del parlamento, el mandatario dijo que frente a la situación en ese país, “sometido a una guerra económica para revertir su proceso revolucionario”, no habrá derrotismo.

Cuba realizaba la cuarta parte de sus transacciones comerciales con Caracas, de donde importaba a precios preferenciales alrededor del 60 por ciento del petróleo que consume, panorama que ha variado en los últimos meses.

Entre los logros económicos alcanzados en esta etapa, Raúl Castro destacó además el crecimiento del turismo, que debe llegar a la cifra histórica de tres millones y medios de visitantes, así como el reordenamiento de las deudas del país, lo cual –dijo- ha aumentado la credibilidad internacional de Cuba ante los acreedores y abre un escenario más favorable para la obtención de créditos.

En esta misma sesión del parlamento, el Ministro de Economía, Marino Murillo, informó que el 50 por ciento de las importaciones en el 2016 se prevé sean por la vía de los créditos, lo que demanda trabajar por un endeudamiento sostenible “que no es más que lograr pagar con los ingresos las deudas contraídas”.

El presidente cubano anunció que para el año venidero el crecimiento del Pib debe ser del 2 por ciento.

Sobre el diálogo abierto con Estados Unidos hace un año, Raúl Castro llamó a su homólogo estadounidense Barack Obama a utilizar “con determinación” sus amplias facultades ejecutivas para modificar el embargo, lo que “dará sentido a lo alcanzado y permitirá que se produzcan sólidos progresos".

Reiteró las demandas de su gobierno del cese total del embargo y la devolución del territorio que ocupa la Base Naval de Guantánamo, en el oriente de la isla y apuntó que “para avanzar en las relaciones debe respetarse el derecho de todo Estado a escoger el ordenamiento político y social que desee”. “Jamás aceptaremos condicionamientos que laceren la soberanía y dignidad de la Patria", enfatizó.

El presidente cubano llamó a la movilización internacional en defensa del gobierno venezolano de Nicolás Maduro y para que "cesen los actos de injerencia en sus asuntos internos".

También trasmitió el apoyo a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y destacó que “en un contexto riesgoso y complejo, resulta esencial defender la unidad de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en una zona declarada de paz.