Mundo

Cierra último casino de Trump en Atlantic City; despiden a 3 mil personas

El casino de Donald Trump en Atlantic City cerró sus puertas este lunes, dejando a casi tres mil personas sin trabajo. Esta es la quinta víctima de la crisis de los casinos en la ciudad. 
AP
10 octubre 2016 11:7 Última actualización 10 octubre 2016 11:48
casino Trump Taj Mahal

El Taj Mahal es el quinto casino de Atlantic City que cesa su actividad desde 2014. (AP)

El gigantesco Trump Taj Mahal de la ciudad de Atlantic City, uno de los espectaculares casinos con que Donald Trump construyó su reputación empresarial, cerró sus puertas este lunes, literalmente sepultado por deudas.

El hotel y casino, abierto en 1990 con un costo inicial de mil millones de dólares, pasó desde entonces por dos quiebras y reorganizaciones, pero llegó al fin al no lograr resolver una larga disputa con sus propios empleados por salarios atrasados.

Cuando el ahora candidato a la presidencia por el Partido Republicano abrió el casino hace 26 años, lo describió como "la octava maravilla del mundo".

Pero su amigo, el también multimillonario Carl Icahn, cerró sus puertas este lunes convirtiéndolo en la quinta víctima de la crisis de los casinos en Atlantic City.

El amplio casino, con sus altas cúpulas, minaretes y torres construidas a imagen del famoso palacio indio, cerró a las 05:59 de la mañana del lunes tras no alcanzar un acuerdo con su sindicado de empleados para recuperar los beneficios sanitarios y pensiones que les fueron retirados en un tribunal de bancarrota.

Casi tres mil empleados perdieron sus puestos de trabajo, lo que eleva a 11 mil el número de víctimas laborales de los cierres de casinos en Atlantic City, New Jersey, desde 2014.

El sindicato inició una huelga el primero de julio. Icahn decidió cerrar el casino un mes más tarde alegando que no había "una vía hacia la rentabilidad".

El Taj Mahal es el quinto casino de Atlantic City que cesa su actividad desde 2014 y el último de Trump en la ciudad, cuando otros cuatro, entre los que estaba el Trump Plaza, cerraron definitivamente sus puertas.

Pero esta clausura es distinta: afecta a un negocio levantado por el candidato del Partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos, quien se tomó un tiempo de su campaña para lamentar el cierre.

"Siendo que debieron haber podido alcanzar un acuerdo", dijo Trump a The Associated Press en una entrevista reciente. "Es difícil creer que no fueron capaces de llegar a un acuerdo".

: