Mundo

Casi mil indocumentados mueren tras salir de Libia

Los migrantes habrían muerto al intentar dirigirse a la costa europea en un barco pesquero y este volcó en aguas de Libia la madrugada del domingo. 
Agencias
19 abril 2015 21:37 Última actualización 20 abril 2015 5:0
Una de las naves italianas que participa en el rescate. (Reuters)

Una de las naves italianas que participa en el rescate. (Reuters)

BRUSELAS.- Cerca de 950 migrantes habrían muerto después de que el barco pesquero en el que intentaban alcanzar la costa europea se volcó en aguas de Libia la noche del sábado al domingo, en lo que sería el peor desastre de su tipo en el Mediterráneo a medida que crece el éxodo por la guerra y la pobreza en África y Oriente Medio.

Uno de los 28 supervivientes, según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, explicó que el viejo pesquero de veinte metros de eslora, atestado, zarpó de Libia dos días antes, pero lanzó un SOS al enfrentar problemas a 112 kilómetros de la costa del país noráfricano y al sur de la isla italiana de Lampedusa; en respuesta, un mercante que no fue identificado se acercó y los indocumentados volcaron la embarcación al moverse hacia uno de sus costados al creer que serían rescatados, cayendo a las frías aguas en medio de la oscuridad.

Hasta ahora se han recuperado 24 cadáveres; de confirmarse la cifra del naufragio, unas mil 500 personas habrían perecido en el Mediterráneo desde que comenzó 2015.

Apenas la semana pasada, 400 murieron ahogadas cuando intentaban llegar a Italia, también procedentes de Libia, tras el hundimiento de su barco. “Nuestros hombres, con la Marina italiana, están tratando literalmente de encontrar a gente con vida entre los muertos que flotan”, declaró Joseph Muscat, premier de la vecina Malta, quien acusó de “genocidio” a los traficantes de personas, que muchas veces, a punta de pistola, las obligan a embarcarse, sostuvo.

Dirigentes de la Unión Europea, cuyo programa de vigilancia limítrofe Tritón, debilitado por recortes de fondos, ha sido criticado por grupos humanitarios, sostendrán una reunión de emergencia hoy en Luxemburgo, después de que Italia, que rescató en las últimas semanas a miles de indocumentados, lanzara un pedido de apoyo.

El premier Matteo Renzi subrayó que no fue la ausencia de buques de rescate lo que originó la tragedia, pero enfatizó que para erradicar de raíz el problema se debe actuar de otra forma. El papa Francisco, a su vez, llamó a la comunidad internacional a “reaccionar de manera decisiva” y evitar desastres similares.