Mundo

Casi listo, pacto nuclear entre Irán y las potencias

Aunque aún podrían surgir contratiempos o diferencias respecto al texto del borrador, fuentes pero insistieron en que aparte de eso, sólo quedarían aspectos técnicos por resolver; además es necesario traducir del inglés a los idiomas de los países involucrados.
Agencias
12 julio 2015 21:28 Última actualización 13 julio 2015 5:0
John Kerry

John Kerry, secretario de Estado, aseveró que tuvo un “encuentro muy bueno” con su homólogo Mohamed Yavad Zarif. (Reuters)

VIENA. Hoy podría anunciarse un acuerdo sobre el programa nuclear de Irán entre ese país y las potencias del Grupo G5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania), después de que en las conversaciones del fin de semana se superaron las diferencias en torno al levantamiento del embargo de armas de Naciones Unidas y las restricciones al programa balístico de Teherán, adelantaron diplomáticos occidentales que participan en las pláticas.

Las fuentes apuntaron que aún podrían surgir contratiempos o diferencias respecto al texto del borrador, pero insistieron en que aparte de eso, sólo quedarían aspectos técnicos por resolver. Fuentes estadounidenses e iraníes descartaron hacer pronósticos sobre los plazos, ya que aún será necesario depurar un documento de 80 páginas y cinco anexos que debe ser revisado por expertos jurídicos.

Será necesario efectuar traducciones del inglés a los idiomas de los otros países involucrados, antes de que sea enviado a sus respectivas capitales para su aprobación. En el caso de Irán, el texto suma más de cien páginas en farsi, por lo que hasta el miércoles estaría lista su versión definitiva.

“Hay dos o tres cosas que necesitan trabajarse. Sólo depende de voluntad política”, detalló un funcionario iraní, mientras que John Kerry, secretario de Estado, aseveró que tuvo un “encuentro muy bueno” el sábado con su homólogo Mohamed Yavad Zarif.

En el mismo sentido se expresó su par francés, Laurent Fabius. En una señal de que el proceso entró a una etapa clave, el canciller ruso, Sergei Lavrov, regresó a esta capital y también se esperaba la presencia del chino Wang Yi.

De alcanzarse un convenio al cabo de más de 16 días de discusiones y doce años de tensión que amenazó con detonar un gran conflicto en Oriente Medio, Teherán aceptará frenar su programa atómico a cambio del fin de las sanciones que han debilitado su economía. Asimismo, sería objeto de inspecciones exhaustivas en sus bases militares.