Mundo

Juez falla contra medidas migratorias de Obama; Casa Blanca apelará

El magistrado de Texas, Andrew S. Hanen, emitió una orden temporal que pone en suspenso las medidas administrativas de Obama previstas a entrar en vigor este miércoles con una versión ampliada del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia; la acción fue demanda entablada por 26 estados.
Notimex
17 febrero 2015 6:52 Última actualización 17 febrero 2015 11:51
Barack Obama

El presidente de los Estados Unidos anunció que este jueves por la noche presentará su plan migratorio y así evitar la deportación de 5 millones de indocumentados. (Reuters)

WASHINGTON.- El magistrado de Texas, Andrew S. Hanen, emitió una orden temporal que pone en suspenso las medidas administrativas de Obama previstas a entrar en vigor este miércoles con una versión ampliada del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA). 

La Casa Blanca consideró como errónea la decisión de un juez de Texas de bloquear la implementación de las acciones ejecutivas migratorias del presidente Barack Obama y anunció que el gobierno federal apelará el dictamen.

“La decisión de la Corte de Distrito previene erróneamente que entren en vigor estas legítimas políticas de sentido común, y el Departamento de Justicia ha indicado que apelará la decisión”, señaló la Casa Blanca.

La decisión del juez Hanen fue en respuesta a la demanda entablada por 26 estados del país, incluido Texas, para frenar la demanda ejecutiva de Obama bajo el argumento de que el presidente violó sus deberes constitucionales al actuar sin el consentimiento del Congreso.

La Casa Blanca refutó el argumento de las demandantes y sostuvo que tanto la Suprema corte de justicia como el Congreso han dejado en claro que el gobierno federal puede fijar prioridades para hacer cumplir las leyes migratorias del país.

“Esas políticas son consistentes con las leyes aprobadas por el Congreso y con las decisiones de la Corte Suprema, así como cinco décadas de presidentes de ambos partidos que han usado su autoridad para fijar prioridades migratorias”, señaló.

Obama anunció el 20 de noviembre un paquete de medidas administrativas para ofrecer alivio migratorio a hasta cinco millones de inmigrantes indocumentados, la mayoría mexicanos.

El Departamento de seguridad Nacional tenía previsto iniciar este miércoles la implementación del primer programa, una versión ampliada del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) iniciado en 2012.

Más de 600 mil jóvenes indocumentados se ha sumado el programa, que frena sus deportaciones y les otorga permisos de trabajo. Se estima que otros 300 mil podrían beneficiarse de la flexibilidad de las reglas anunciadas por el presidente.

La versión del programa para adultos “DAPA” estaba prevista entrar en vigor para el mes de mayo próximo, con la posibilidad de beneficiar a unos cuatro millones de padres indocumentados de hijos ciudadanos o residentes permanentes de cualquier edad.

Legisladores y activistas a favor de la reforma migratoria habían anticipado la posibilidad de que el juez Hanen fallara a favor de los demandantes, debido a las credenciales conservadoras del tribunal de Brownsville, Texas.

Sin embargo, confiaron en que los tribunales superiores dictaminarán a favor del presidente, incluida la posibilidad de que el caso llegue a dirimirse en la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos.

El Servicio de Ciudadanía y Servicios Migratorios (USCIS) tenía programado iniciar mañana la recepción de las primeras solicitudes para la inscripción de DACA.

Sin embargo la orden del juez Hanen, que suspende la implementación del programa en tanto revisa los méritos de la demanda de los 26 estados, impedirá que los funcionarios federales inicien la puesta en vigor del programa