Mundo

Casa Blanca desestima sospechas de Trump sobre fraude electoral

La sede presidencial desestima los señalamientos del candidato republicano y asegura que el presidente Obama tiene mucha confianza en la capacidad y honestidad de encargados electorales.
AP
17 octubre 2016 14:28 Última actualización 17 octubre 2016 14:30
Obama

(Bloomberg)

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, desestimó el lunes las sospechas del candidato presidencial republicano Donald Trump de que las elecciones del 8 de noviembre estarán manipuladas en su contra.

Earnest dijo que en anteriores procesos también se han expresado temores sobre elecciones amañadas. Sin embargo, mediante estudios e investigaciones no se encontraron pruebas de fraude electoral generalizado.

El portavoz destacó que varios estados en los que ningún candidato es favorito tienen gobernadores republicanos y que probablemente esos funcionarios tienen confianza en la capacidad de sus entidades para que haya transparencia y limpieza electoral.

El presidente Barack Obama tiene "mucha confianza" en la capacidad y honestidad de los encargados electorales de ambos partidos para que garanticen unos comicios libres y limpios, agregó.

Donald Trump intensificó el lunes su cuestionamiento de la integridad del sistema electoral de Estados Unidos, afirmando que está en marcha un "fraude electoral" a gran escala.

Durante meses, Trump ha hecho campaña en contra de un "sistema amañado", pero sus ataques se han ido haciendo más específicos al tiempo que los sondeos revelaban un deterioro en sus posibilidades de ganar después de su primer debate con la candidata demócrata Hillary Clinton el 26 de septiembre.

"Tenemos que estar todos unidos y ganar estas elecciones. No podemos tener cuatro años más de Obama (¡o peor!)", tuiteó Trump el lunes.

Los expertos dicen que el fraude electoral no es un problema en la escala que sería necesaria como para influir en unas elecciones nacionales, y los críticos en los dos grandes partidos y los grupos de derechos electorales han denunciado sus conjeturas como peligrosas.

"Es más probable que una persona sea alcanzada por un rayo que pueda hacerse pasar por otro votante en las urnas", dijo un informe de 2007 del Centro Brennan por la Justicia de la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York, al que el centro ha hecho referencia a la luz de las afirmaciones de Trump.

31 CASOS

En 2014, el autor del informe escribió en el Washington Post que había encontrado cerca de 31 casos de fraude electoral en las elecciones de Estados Unidos que se remontan a 2000, en el que se emitieron más de mil millones de votos.

Los tribunales que están considerando las medidas de votación mediante identificación, respaldadas por los republicanos, están llegando cada vez más a la misma conclusión: que no hay evidencia de una suplantación generalizada en los centros de votación de Estados Unidos.

"Es imprudente hacer afirmaciones sin fundamento sobre fraude electoral y sin ofrecer pruebas", dijo el lunes Kristen Clarke, presidenta del Comité de Abogados para los Derechos Civiles Protegidos por la Ley (Lawyers Committee for Civil Rights Under Law en inglés). "Socava nuestro proceso democrático".

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, que ha tratado de distanciarse de Trump en un esfuerzo por salvar su mayoría legislativa, está "totalmente seguro" de que las elecciones se llevarán a cabo con integridad, dijo en un comunicado el domingo la portavoz AshLee Strong.

El candidato republicano a la vice presidencia Mike Pence dijo el domingo en la cadena NBC que él y Trump aceptarán "por completo" el resultado de las elecciones.

Strong no respondió a una solicitud para comentar la noticia el lunes.

Con información de Bloomberg