Mundo

Casa Blanca acepta que editó documento sobre ataque en Bengasi

12 febrero 2014 4:15 Última actualización 10 mayo 2013 17:5

[Bloomberg] Destacan que no se tuvo como propósito ocultar información. 


Notimex

Washington .- La Casa Blanca aceptó hoy que fue editado un documento interno preparado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) sobre los ataques en Bengasi, Libia, en el que se basó el discurso inicial del gobierno, pero sin afectar su contenido.

El vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, indicó que, contrario a lo que afirman críticos del gobierno, el cambio en el documento que fue usado posteriormente por la embajadora estadunidense ante Naciones Unidas (ONU), Susan Rice, no tuvo como propósito ocultar información.
 
Carney insistió en que la ausencia inicial de toda referencia de que el ataque pudo haber sido conducido por terroristas reflejó simplemente la falta de información concreta sobre su naturaleza y autoría.
 
"Este es un esfuerzo para acusar a la administración (del presidente Barack Obama) de ocultar algo que no hemos hecho", dijo Carney al preguntarle al respecto durante su habitual conferencia de prensa.
 
La cadena de noticias ABC reportó la víspera que el documento fue sometido al menos a 12 modificaciones.
 
Carney aseguró que la única edición hecha por la Casa Blanca y el Departamento de Estado fue el reemplazo de la palabra "consulado" por la de "puesto diplomático", ya que la instalación en la ciudad libia de Bengasi donde se produjo el ataque no tenía esa categoría.
 
"El punto es que se trató de una corrección factual, una cuestión sin sustancia", indicó.
 
La revelación parece destinada a darles nuevos elementos a los republicanos en el Congreso, quienes actualmente conducen una investigación de ese ataque donde murieron cuatro personas, incluyendo el embajador estadunidense Chris Stevens.
 
La controversia forzó en diciembre pasado a Rice a retirar su nombre para ser considerada entre los nominados para reemplazar a Hillary Clinton como secretaria de Estado.
 
Las críticas contra Rice fueron en respuesta a su declaración inicial de que el ataque habría sido producto de una protesta popular y no un ataque terrorista como quedó demostrado posteriormente.
 
Carney defendió nuevamente el contenido del documento inicial al argumentar que "la comunidad de inteligencia ofreció la información con la que se sintió segura en ese momento".
 
Explicó que la decisión de no incluir la palabra "terrorista" se debió a la preocupación de que el discurso pudiera ofrecer información "especulativa".
 
 
Todas las notas MUNDO
Golpea EI España; deja 13 muertos y más de 100 heridos en Barcelona
EU pide a Latinoamérica que se una a coalición contra ISIS
4 muertos tras intento de ataque terrorista al sur de Barcelona
ISIS se atribuye atentado en Barcelona
¿Por qué los CEOs abandonaron los consejos económicos de Trump?
Senador de EU pide investigar bebidas alcohólicas en México
Cierran cárcel venezolana donde murieron 37 personas
Chile rechaza petición de EU de romper lazos con Corea del Norte
Asesor económico seguirá en su cargo pese a diferir con Trump sobre Virginia
Trump se aísla en medio de controversia racial por violencia en Virginia
Cultura de EU se hace "trizas" por remoción de estatuas: Trump
Malala obtiene plaza en la Universidad de Oxford
Tim Cook también se opone a Trump sobre violencia en Virginia
Tribunal de Venezuela ordena capturar a diputado disidente
Corea del Norte cruzaría "línea roja" si pone ojiva nuclear en misil: Moon
Corte envía a activistas de Hong Kong a prisión
Pese a la crisis en Venezuela, Maduro viaja a La Habana
¿Perros azules? Sí existen y su origen es un 'foco rojo' ambiental
Supremacistas querían probar su ‘pureza’, pero el ADN les dio ‘una sorpresa’
'Yo voy a impedir la guerra a toda costa', dice el presidente de Corea del Sur
¿En quién confía más el mundo: en Trump o Putin?
Mueren 37 reos en cárcel del sur de Venezuela
EU acaba con programa que ayuda a menores centroamericanos
EU pide a México, Brasil, Chile y Perú cortar lazos con Corea del Norte
Pandilleros atacan hospital en Guatemala; hay al menos seis muertos