Mundo

Países de AL se unen para aislar a 'la dictadura en Venezuela'

En una reunión en Lima, los funcionarios de varios países del continente se pronunciaron por no reconocer los actos que deriven del órgano oficialista recién elegido, y respaldaron la Asamblea Nacional de mayoría opositora.
Corresponsal Lissette Cardona 
08 agosto 2017 18:5 Última actualización 09 agosto 2017 5:0
El canciller Luis Videgaray se reunió este martes con homólogos de varios países de América Latina en Perú. (Tomada de @SRE_mx)

El canciller Luis Videgaray se reunió este martes con homólogos de varios países de América Latina en Perú. (Tomada de @SRE_mx)

LIMA.- El canciller mexicano, Luis Videgaray, informó ayer que su país, y 16 naciones más, no reconocerán endeudamientos, contratos de obra pública o cualquier acto que se firme con el gobierno de Nicolás Maduro, sin la aprobación de la Asamblea Nacional (AN).

“Sólo reconoceremos aquellos acuerdos que requiera y tengan la autorización del Poder Judicial democráticamente electo”, afirmó Videgaray al término de una reunión, en Lima, con sus contrapartes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, para analizar la crisis venezolana.

Asimismo indicaron que los actos jurídicos que conforme a la constitución requieran autorización de la Asamblea Nacional sólo serán reconocidos cuando dicha asamblea los haya aprobado.

El acuerdo conjunto fue llamado "Declaración de Lima" y consta de 16 puntos, en los cuales se respalda a la asamblea opositora y no a la recién elegida Constituyente.

Además, los diplomáticos condenaron en su declaración "la falta de elecciones libres", expresaron su decisión de continuar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana al país y dijeron que no apoyarán ninguna candidatura venezolana en mecanismos y organizaciones regionales e internacionales. 

Ricardo Luna, canciller peruano y anfitrión del evento -convocado por el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, en julio pasado- dijo que "lo que ha pasado en Venezuela con el establecimiento de la asamblea constituyente es un quiebre definitivo de lo que teníamos hasta ahora; es decir, el desdibujo de las relaciones democráticas que se vino haciendo en los últimos tiempos ha llegado a su culminación".