Mundo

Canciller venezolana califica de “masacre” lo ocurrido en Oaxaca

La canciller Delcy Rodríguez pidió un minuto de silencio durante su intervención en la sesión especial de la OEA sobre la crisis de Venezuela.
Corresponsal Anabel Clemente
21 junio 2016 21:40 Última actualización 21 junio 2016 21:40
Delcy Rodríguez, ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela. (Tomada de @vencancilleria)

Delcy Rodríguez, ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela. (Tomada de @vencancilleria)

CARACAS.- Durante la sesión especial del consejo permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la crisis en Venezuela, la canciller Delcy Rodríguez calificó de “masacre” lo ocurrido el domingo pasado en Nochixtlan, Oaxaca.

La funcionaria venezolana dedicó un minuto de su intervención “en honor a los maestros masacrados en el estado de Oaxaca, México (…)un sentido homenaje porque sabemos la represión que han sufrido y la bárbara masacre que allí se ha cometido”. Durante su discurso enfatizó que Venezuela no está sujeta al monitoreo ni a la intervención de ningún país miembro de la OEA.

Al terminar su intervención, el embajador mexicano Luis Alfonso de Alba respondió el comentario de la funcionaria venezolana: “ciertamente las palabras de la señora canciller sobre los acontecimientos en Oaxaca, no puedo más que suponer que fueron bienintencionados, de otra manera no correspondería al espíritu con el que hemos estado abordando los temas en esta organización”.

El embajador aseguró que los acontecimientos en Oaxaca se están investigado con apego al Estado de Derecho y aseguró que cuando se tenga información detallada se dará a conocer en el mismo consejo permanente, “pero no podría yo aceptar que por esos hechos pudieran omitir otros, no aplica aquella regla que el que acusa tiene que estar libre de toda falta. No hay país que no tenga dificultades. Todos las tenemos, y todos estamos comprometidos a resolverlas y si ese es el espíritu que prevalece en esta casa, la OEA tendrá por delante años de mucho éxito y no simples discursos altisonantes”, concluyó.