Mundo

Cancelan cumbre de Ucrania por falta de avances en tregua

Los ministros de Relaciones Exteriores de Ucrania, Rusia, Alemania y Francia consideraron que el fracaso para implementar completamente la tregua y la necesidad de acordar mecanismos para suministrar ayuda y liberar prisioneros significa que "debe realizarse más trabajo" antes de celebrar una cumbre.
Reuters
13 enero 2015 10:14 Última actualización 13 enero 2015 10:15
Petro Poroshenko

Petro Poroshenko. (Bloomberg)

BERLÍN/KIEV. Ucrania, Rusia, Alemania y Francia cancelaron planes para realizar una cumbre esta semana sobre el conflicto en Ucrania debido a la falta de avances en la implementación de un acuerdo de cese al fuego negociado hace cuatro meses.

Ante continuos enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno ucraniano y los separatistas respaldados por Rusia, no había indicios sobre cuándo podría ser programado un nuevo intento de reunión entre los países.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, había invitado a los líderes de Rusia, Alemania y Francia a conversaciones este jueves en la capital kazaja, Astana, para tratar de poner fin al conflicto en el este de Ucrania que ha provocado la muerte de más de 4 mil 700 personas en nueve meses.

Pero los cuatro ministros de Relaciones Exteriores de esos países dijeron tras conversaciones en Berlín que el fracaso para implementar completamente la tregua y la necesidad de acordar mecanismos para suministrar ayuda y liberar prisioneros significa que "debe realizarse más trabajo" antes de celebrar una cumbre.

"Las diferencias de opinión dejaron claro lo difícil que es avanzar hacia una solución política o a una cumbre en Astana, de la que se espera mucho y debe ser bien preparada", dijo a los periodistas el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dijo que todos habían concordado en que sólo un cese al fuego estricto podría allanar el camino para que los líderes se reúnan en Astana.

Los separatistas y fuerzas del gobierno se culpan mutuamente por violaciones regulares al cese al fuego, que técnicamente entró en vigor a comienzos de septiembre como parte de un protocolo de paz de 12 puntos firmado en la capital bielorrusa, Minsk.

Kiev afirma que más de 200 soldados ucranianos han muerto en ataques de separatistas desde que se declaró la tregua, incluyendo a nueve este año.

Lavrov dijo que habrá otra reunión del denominado Grupo de Contacto -Rusia, Ucrania, la OSCE y los rebeldes prorrusos- para encontrar maneras de implementar el acuerdo de Minsk.

Las reuniones de este grupo a menudo han sido difíciles de programar, pues Kiev no está dispuesta a reconocer a líderes separatistas para entrevistarse con ellos en forma oficial.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo la semana pasada que Europa no podría considerar el levantamiento de sanciones contra Rusia hasta que se implementen por completo todos los elementos del acuerdo de Minsk.

Ucrania asegura que Rusia no ha cumplido con parte del acuerdo que llama al retiro de tropas, grupos armados y equipamiento militar.