Mundo

Cancela HSBC cuentas diplomáticas

10 febrero 2014 5:3 Última actualización 06 agosto 2013 5:31

[Bloomberg]


 
 
 
LONDRES, 5 de agosto.—El banco británico HSBC solicitó a más de 40 embajadas, consulados y altos comisionados con sede aquí —incluyendo a la nunciatura apostólica— cerrar sus cuentas y transferir los fondos a otras instituciones en un plazo máximo de 60 días, al afirmar que le preocupa el riesgo de que acaben en manos del narcotráfico o sean utilizados para el lavado de dinero.
 
 
Bernard Silver, presidente del Cuerpo Consular de Londres, la cancillería británica y el Departamento de Estado norteamericano indicaron que la medida afecta a unos 40 países, 16 de ellos africanos, aunque fuentes periodísticas destacaron que además de la nunciatura, otras legaciones que deberán cancelar sus cuentas son el alto comisionado de Papúa Nueva Guinea y el consulado honorario de Benín.
 
 
Silver añadió que muchas están encontrando problemas para depositar recursos en otros bancos, si bien la única ayuda de la Oficina del Exterior del Reino Unido ha sido asesorarlas, ya que se trata, según una vocera, de un 'asunto comercial'.
 
 
Por su parte, Will McSheehy, portavoz de HSBC, dijo que la acción se inscribe en la reevaluación de estrategias del banco emprendida en 2011 por su ejecutivo en jefe, Stuart Gulliver,  que llevaron al cierre de 52 unidades y el despido de 40,000 empleados en todo el mundo.
 
 
Los cambios, agregó, “disminuyeron significativamente el apetito por el negocio diplomático” y sólo serán afectadas cuentas corporativas y no personales.
 

Efectivo
 
Las misiones diplomáticas usualmente manejan grandes sumas de efectivo, lo que puede haber influido en la decisión de HSBC luego de que en 2012 pagó una multa récord de casi 2,000 millones de dólares a Washington y Londres al ser descubiertas sus operaciones de blanqueo para carteles del narcotráfico mexicano y los gobiernos de Irán y Libia, sujetos a sanciones internacionales.
 
 

Al respecto, Gulliver aseguró hoy que la prioridad del banco es aplicar parámetros globales de conducta y respeto a la ley. En los últimos seis meses, HSBC sumó 1,600 personas a su unidad regulatoria y antidelito, después de contratar al ex fiscal federal estadounidense Michael Cherkasky para reorganizar sus controles internos.
 
 

La institución bancaria, la mayor de Europa por valor de mercado, reportó ganancias para la primera mitad del año por 10,300 millones de dólares, un incremento de 10% en comparación con el mismo periodo de 2012; no obstante, sus acciones cayeron 4% en Londres debido a los temores de un crecimiento menor en China, una de sus principales plazas en Asia, continente que genera más de 60% de los ingresos totales.
 
 
Agencias