Mundo

Canadá recibe el primer avión con refugiados sirios

El vuelo aterrizó con el primero de los dos grupos de refugiados sirios que llegarán a Canadá en aviones del gobierno; fueron 163 refugiados que no sólo fueron recibidos por el gobierno, sino también por un grupo de ciudadanos. 
AP
11 diciembre 2015 6:44 Última actualización 11 diciembre 2015 6:44
Canadá refugiados

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, recibió al primer grupo de refugiados sirios. (AP)

TORONTO.- El primer avión del gobierno canadiense con refugiados sirios aterrizó el jueves por la noche a Toronto, donde fueron recibidos por el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, que está aplicando su promesa de reubicar a 25 mil refugiados sirios para finales de febrero.

La llegada de los 163 refugiados en un avión militar ofrece un gran contraste con la estrategia en Estados Unidos, que tiene previsto admitir a 10 mil refugiados sirios a lo largo del año que viene y donde el aspirante a la candidatura republicana a la presidencia Donald Trump provocó una controversia al proponer que se impida de forma temporal la entrada a todos los musulmanes en Estados Unidos.

El vuelo aterrizó poco antes de la medianoche con el primero de los dos grupos de refugiados sirios que llegarán a Canadá en aviones del gobierno.

Trudeau saludó a algunas de las familias después de su registro. La primera familia era la de Kevork Jamkossian, un ginecólogo de Alepo, su esposa Georgina Zires, técnico de laboratorio, y su hija Madeleine, de 16 meses.

"De verdad nos gustaría darles las gracias por toda su hospitalidad y la cálida bienvenida", dijo el parte a Trudeau a través de un intérprete. "Nos sentimos en casa".

"Están en casa. Bienvenidos a casa", respondió el primer ministro.

"Hemos sufrido mucho. Ahora sentimos como su hubiéramos salido del infierno y llegamos al paraíso", dijo Jamkossian más tarde.

Las familias recibieron osos de peluche y ropa de invierno. El primer ministro dio las gracias antes al personal y los voluntarios que registraban la llegada de los refugiados.

"Esta es una noche maravillosa en la que podemos no sólo mostrar en qué consiste Canadá a un pasaje de nuevos canadienses, podemos mostrar al mundo cómo abrir nuestros corazones y dar la bienvenida a personas que huyen de situaciones extraordinariamente difíciles", dijo Trudeau a personal y voluntarios que esperaban para registrar a los refugiados.

Los 10 primeros ministros provinciales canadienses están a favor de admitir refugiados y varios miembros de la oposición, incluido el Partido Conservador, acudieron a la recepción el jueves por la noche. Con Trudeau asistieron también los ministros de Inmigración, Sanidad y Defensa, así como la primera ministra de Ontario, Kathleen Wynne, y el alcalde de Toronto, John Tory.

El primer vuelo llegó a Toronto antes de la medianoche y estaba previsto que el segundo aterrizara en Montreal el sábado. Las dos aeronaves militares llevarán a unos 300 refugiados sirios.

Varios canadienses deseosos de expresar su apoyo a los recién llegados acudieron al aeropuerto pese a que no podían dirigirse a los recién llegados cara a cara, ya que los refugiados eran registrados en una zona segura. Un puñado de personas se reunieron en la zona de llegadas internacionales del aeropuerto de Pearson con carteles y obsequios. Andrew Harris, de 51 años, dijo que quería contrarrestar el mensaje de miedo sobre musulmanes que ha circulado desde los atentados de París.

Harris portaba un gran cartel amarillo con las palabras "Bienvenidos a Canadá", afirmando que aunque los refugiados no pudieran verlo, las palabras positivas no pasarían desapercibido.

El Toronto Star, el diario de mayor tirada del país, mostraba el jueves en su primera plana el titular "Bienvenidos a Canadá" con la traducción en árabe debajo.

En la primera página había también un editorial: "Encontrarán que el lugar es un poco más grande que Damasco o Alepo, y mucho más frío. Pero amistoso en cualquier caso. Somos una ciudad que atesora la diversidad; es nuestra fuerza", decía el texto.

Funcionarios de seguridad y sanidad evalúan cada día a unos 800 refugiados en Líbano y Jordania.

El compromiso canadiense refleja el cambio de gobierno tras las elecciones de octubre. El ex primer ministro conservador Stephen Harper, que perdió ante Trudeau en los comicios del 19 de octubre, había rechazado reubicar a más refugiados sirios pese a la difusión de una dura imagen de un niño sirio de tres años, ahogado y al que las olas llevaron ante una playa turca. El niño tenía parientes en Canadá, y la imagen hizo de la crisis de refugiados un importante tema de campaña.

Todas las notas MUNDO
Nuevo sondeo muestra que Macron superaría a Le Pen en Francia
Se decide hoy futuro de Venezuela en OEA
¿Qué es un 'café de sanación' y por qué su auge en Corea del Sur?
Corea del Norte prueba motor de cohete: EU
Nueva York seguirá siendo 'ciudad santuario', pese a sanciones: alcalde
Roban moneda de oro gigante con valor de 4.5 mdd
'Niña sin miedo' desafiará al toro de Wall Street hasta 2018
¿Qué son las ciudades santuario y por qué Trump las amenazó?
'Ciudades santuario' recibirán menos fondos federales: Sessions
No hay evidencias de que atacante de Londres tuviera vínculos con ISIS
Agentes de migración detienen en Oregon a 'dreamer' mexicano
Trump firmará decreto a favor de energías convencionales
Dejen de culparse unos a otros y empiecen a gobernar: Bloomberg
Ivanka Trump publica nuevo libro, ¿pero quién recibirá las ganancias?
Qatar anuncia antes del Brexit inversión en Reino Unido
OTAN prevé gastar 3 mil mde en defensa informática y satelital
Panel del Senado de EU interrogará a yerno de Trump sobre Rusia
Trump abrirá oficina para ideas empresariales y la dirigirá su yerno
OTAN adelanta reunión de cancilleres tras confirmación de Tillerson
May presiona a favor de una unión fuerte durante su visita a Escocia
Comisión contra la pedofilia pide a Vaticano responda a las víctimas
Opositor ruso condenado a 15 días de detención tras manifestaciones
Maduro pide suspensión de sesión OEA para discutir sobre Venezuela
Ocho estudiantes mueren en una avalancha en Japón
Dos personas siguen detenidas tras el ataque de Londres