Mundo

Camiones con ayuda humanitaria desatan furia en zonas de Haití

Los camiones avanzan por el país, pero la frustración de los sobrevivientes del huracán Matthew como Dmitry Pierre se está transformando en una profunda ira e incluso violencia, ya que la ayuda no llega a sus manos.
Reuters
11 octubre 2016 18:58 Última actualización 12 octubre 2016 0:40
Camiones con ayuda humanitaria desatan furia en zonas de Haití. (Reuters)

Camiones con ayuda humanitaria desatan furia en zonas de Haití. (Reuters)

JEREMIE, Haití.- Personas desesperadas que perdieron sus casas y viven entre escombros o atestados refugios bloquearon el martes las calles de remotos y devastados pueblos de Haití para obligar a que los camiones que reparten ayuda se detengan y les presten atención.

Los camiones avanzan por el país, pero la frustración de los sobrevivientes del huracán Matthew como Dmitry Pierre se está transformando en una profunda ira e incluso violencia, ya que la ayuda no llega a sus manos.

Algunos incluso han atacado con piedras a los camiones, furiosos porque han sido ignorados y por la aparente falta de coordinación en la distribución de alimentos y agua.

"Nos humillan, nos toman por animales, no sabemos dónde vamos o qué habrá en el futuro, todo está destruido", dijo Pierre, quien vive en una escuela que ahora es un escuálido refugio, después de que cuatro camiones con ayuda pasan de largo.

El huracán Matthew dejó más de 1.000 personas muertas en Haití, decenas de miles han perdido sus hogares y unas 1,4 millones tienen la urgente necesidad de recibir asistencia humanitaria.

Todo eso en un empobrecido país que aún lucha para recuperarse tras un devastador terremoto en el 2010 que mató a alrededor de 200.000 personas y que redujo a escombros gran parte de Haití.

Residentes bloquearon el martes con troncos el paso de una caravana de tres camiones cerca de la base de Naciones Unidas en el pueblo de Jeremie, en el noroeste de Haití, sin darse cuenta de que frenaban a fuerzas de paz y no a quienes cooperan en las labores de ayuda.

Las fuerzas de paz brasileñas salieron de sus vehículos con bastones y escudos antidisturbios. Incluso utilizaron un dron para grabar la situación en caso de que se saliera de control.

"Hemos estado aquí un largo tiempo, nunca hemos recibido algo, cada camión que pasa no nos deja nada", aseguró Jean-Eddy Charles, quien afirmó que él organizó el bloqueo del martes.

En una ruta de montaña entre Jeremie y Les Cayes, Reuters se encontró con un camión averiado. Dos policías armados lo custodiaban y uno de ellos dijo que hasta ocho camiones habían sido atacados en los últimos días.