Mundo

EI se adjudica ataque en mercardo de Bagdad; hay al menos 76 muertos

En un mercado de la capital de Irak murieron al menos  76 personas y 212 resultaron heridas cuando un camión frigorífico cargado de explosivos estalló en el interior del mercado Jamila, ubicado en el vecindario chií, alrededor de las 06:00 hora local.
Reuters
13 agosto 2015 1:50 Última actualización 13 agosto 2015 7:25
Irak

A través de un comunicado, el grupo islamista se adjudicó el atentado. (Reuters)

BAGDAD.-  Al menos 76 personas murieron y 212 resultaron heridas en una explosión adjudicada por Estado Islámico en Ciudad Sadr, en Bagdad, informaron la policía y fuentes médicas, en uno de los ataques más grandes en la capital iraquí desde que el primer ministro Haider al-Abadi asumió el cargo hace un año.

"Un camión frigorífico cargado de explosivos estalló en el interior del mercado Jamila alrededor de las 06:00 hora local", dijo el oficial de policía Muhsin al-Saedi. "Muchas personas murieron y partes de cuerpos fueron lanzadas a la parte superior de los edificios cercanos", agregó.

Un comunicado difundido en internet por seguidores de Estado Islámico indicó que la explosión había apuntado contra lo que llamaron un bastión del "Ejército charlatán" y milicias chiíes musulmanas.

El mercado ubicado en el vecindario chií es uno de los mayores de Bagdad de venta mayorista de alimentos. Un testigo de Reuters en el lugar vio frutas y verduras mezcladas con sangre y restos de cuerpos en el cráter de explosión.

Columnas de humo podían verse saliendo de los escombros. Rescatistas retiraban cuerpos de entre los escombros y tropezaban con metales que formaban parte de las paredes y los techos de los puestos de los vendedores.

Personas en el lugar lloraban y gritaban los nombres de sus familiares desaparecidos. Otros insultaban al gobierno.

"Hacemos responsable al gobierno, completamente responsable", dijo el testigo Ahmed Ali Ahmed, mientras pedía a las autoridades que envíe al Ejército y a milicias chiíes a los principales puestos de control de la capital.

Abadi asumió el cargo el verano boreal pasado tras el colapso del Ejército cuando Estado Islámico asumió el control de la ciudad norteña de Mosul, lo que dejó al Gobierno de Bagdad dependiendo de las milicias chiíes para defender la capital y recapturar el terreno perdido.