Mundo

"Cada día va a ser una pelea", advierte Steve Bannon

En su primera aparición pública desde agosto, el principal asesor de Donald Trump se rodeó de activistas conservadores, a los que advirtió sobre aquellos que se oponen a las políticas del mandatario estadounidense.
Redacción
23 febrero 2017 21:43 Última actualización 23 febrero 2017 22:47
steve bannon

Steve Bannon estuvo con Reince Priebus en la Conferencia de Acción Política Conservadora. (Tomada de @CPAC)

"Cada día va a ser una pelea. Queremos que nos respalden. Los medios corporativos y los globalistas se oponen firmemente a la agenda económica nacionalista que tiene Donald Trump", afirmó Steve Bannon, principal asesor del presidente estadounidense.

En su primera aparición pública desde que se unió al equipo del mandatario estadounidense en agosto, Bannon se rodeó de activistas en la Conferencia de Acción Política Conservadora, una reunión anual en Washington que ha ganado una creciente influencia en el Partido Republicano.

Bannon convocó a los asistentes para la batalla contra el sistema político y de comunicación del país para entregar su agenda de campaña de protección al comercio, límites de inmigración y la reducción de la regulación gubernamental. En el evento, compartió el escenario con Reince Priebus, Jefe de Gabinete de la Casa Blanca.


Ambos, a menudo retratados como los líderes conflictivos dentro de la administración Trump, ofrecieron una demostración de unidad.

“Los medios de comunicación, las élites, los infiltrados, todos aquellos que se aprovechan de la preservación del status quo, ellos rechazaron a nuestro presidente a cada paso del camino. Y al rechazarlo, también desecharon a millones de hombres y mujeres que trabajan duro y que hacen grande a este país. Y peor aún, todavía están tratando de hacerlo menos, están tratando de hacernos menos a todos nosotros”.

Steve Bannon aseguró que si piensan que entregarán al país sin pelear, están “tristemente equivocados”, puesto que cada día será una pelea; además, añadió que entre las metas de la presidencia de Trump será “la deconstrucción del Estado administrativo”.