Brasileños que asesinaron a sus esposas recibían pensión... hasta ahora
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Brasileños que asesinaron a sus esposas recibían pensión... hasta ahora

COMPARTIR

···

Brasileños que asesinaron a sus esposas recibían pensión... hasta ahora

El Gobierno brasileño cerró un vacío legal que permitía que los cónyuges, aunque fuesen culpables de los homicidios, recibieran una pensión por viudez.

Bloomberg Por Rachel Gamarski
12/03/2018
Actualización 12/03/2018 - 13:55

Una noche de marzo de 2013, Claudenice Josefa Olimpia, vendedora de un tienda de del noreste de Brasil de 33 años de edad, conversaba con los vecinos cuando su esposo llegó a casa, borracho.

Se produjo una discusión. Poco después, Olimpia yacía ensangrentada e inconsciente en la cama de la pareja, con múltiples puñaladas en el cuello. Su esposo huyó, pero las autoridades lo persiguieron, lo juzgaron y lo sentenciaron a prisión por su asesinato.

Luego le otorgaron una pensión de viudez, por poco más de 200 dólares por mes, el salario mínimo en ese entonces.

En lo que era una de las peculiaridades más grotescas del sistema de beneficios de la nación latinoamericana, hasta noviembre del año pasado, los brasileños responsables de la muerte de sus cónyuges tenían derecho a una indemnización por su pérdida.

En un país que lidia con una de las tasas de feminicidio más altas del mundo, este acuerdo financiero tendía a recompensar a los hombres que asesinaban a sus esposas.

Para combatir lo que describieron como un posible incentivo a la violencia contra las mujeres, la fiscal general -Raquel Dodge- y la abogada general de la Unión, Grace Mendonça, dos de las mujeres más poderosas en un país aún dirigido mayoritariamente por hombres, firmaron un acuerdo a fines del año pasado para suspender los beneficios a los perpetradores de actos de violencia intrafamiliar con resultado de muerte.

Hasta ahora se ha aplicado en por lo menos 10 casos, según datos enviados por la Abogacía General de la Unión a Bloomberg.

"Estos agresores no pueden ser recompensados, deben ser castigados", dijo Mendonça. "Puede parecer pequeño, simple, pero tiene un propósito educativo", agregó

Los agresores que recibieron el beneficio deberán devolver el dinero recibido del Estado, más intereses acumulados.

En el 2016, una mujer era asesinada cada dos horas en Brasil, según un informe publicado por el Foro Brasileño de Seguridad Pública, un grupo de políticas sin fines de lucro.

Una encuesta de Datafolha publicada en 2017 mostró que dos de cada tres brasileños habían presenciado algún tipo de violencia contra las mujeres. En la mayoría de los casos, la víctima conocía al agresor.

De todos modos, cifras de la agencia oficial de estadísticas IBGE muestran que solo el 7.9 por ciento de los municipios brasileños tiene departamentos de policía dedicados a ayudar a las mujeres.

"La medida de la abogada general es sólo la punta del iceberg", dijo Leticia Vella, abogada de la ONG Colectiva Feminista Salud y Sexualidad, quien sostiene que el machismo y la subordinación femenina están profundamente arraigados en la sociedad brasileña.

"Necesitamos enseñar en las escuelas, presentar el problema a una edad temprana".