Mundo

Bombardeos de fuerzas sirias han causado casi
2 mil muertos en Alepo

Activistas denunciaron que las bombas de barril lanzadas por las fuerzas del gobierno de Siria han matado a mil 963 personas en lo que va del año. La guerra civil ha dejado más de 162 mil personas muertas.
AP
30 mayo 2014 11:18 Última actualización 30 mayo 2014 12:12
Bandera de Siria.

Bandera de Siria. (Reuters/Archivo)

BEIRUT.- Bombas rudimentarias lanzadas por las fuerzas del gobierno sirio en partes controladas por rebeldes en ciudad de Alepo han matado a casi 2 mil personas en lo que va del año, dijeron activistas el viernes.

La guerra civil de Siria ha dejado más de 162 mil personas muertas, de acuerdo con activistas.

Las llamadas bombas de barril son dispositivos repletos de explosivos y metrallas que los militares sirios lanzan desde helicópteros sobre zonas controladas por rebeldes.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, uno de los principales grupos que lleva el conteo de los fallecidos desde que comenzó el conflicto en marzo de 2011, indicó que en Alepo hubo mil 963 muertos por bombas barril, incluyendo 283 mujeres y 567 personas menores de 18 años.



De acuerdo con el grupo, 14 personas mueren cada día en esta ciudad por las bombas barril. Los contenedores o barriles, por lo general están llenos con cientos de kilos de explosivos y también con fragmentos de metal con la idea de causar daño masivo al impacto.

En febrero, el Consejo de Seguridad de la ONU demandó, entre otras cosas, detener todos los ataques contra civiles en Siria y el lanzamiento indiscriminado de bombas, incluyendo el uso de bombas barril en áreas pobladas.

En marzo la organización Human Rights Watch, usando imágenes satelitales, identificó al menos 340 lugares en áreas de Alepo controladas por los rebeldes que fueron dañadas entre noviembre y el 20 de febrero. La mayoría de los sitios tenía indicios de daños consistentes con bombas barril, de acuerdo con el grupo de derechos humanos.

Alepo, la ciudad más grande de Siria y alguna vez su centro comercial, está dividida en áreas controladas por el gobierno y los rebeldes desde que combatientes de la oposición lanzaron una ofensiva aquí a mediados de 2012.