Mundo

Nigeria asegura que hirió de muerte a líder de Boko Haram 

La Fuerza Aérea nigeriana lanzó un ataque aéreo cuando Abubakar Shekau rezaba el pasado viernes, el día sagrado musulmán, informó el Ejército.
AP
23 agosto 2016 6:22 Última actualización 23 agosto 2016 11:50
líder de Boko Haram, Abubakar Shekau

Shekau inició en 2009 una insurgencia que ha dejado 20 mil muertos, y expulsado a más de 2.2 millones de personas de sus hogares en Nigeria. (AP)

LAGOS.-  El líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, y otros comandantes del grupo extremista islámico habrían sufrido heridas mortales en un ataque aéreo, según dijo el Ejército de Nigeria.

El breve comunicado militar no aclaró de dónde procedía la información, pero designó a los otros comandantes como "muertos confirmados".

Las fuerzas de seguridad nigerianas han anunciado en al menos tres ocasiones anteriores que Shekau había muerto o sufrido heridas fatales, sólo para que reapareciera en grabaciones de video o voz.

En el pasado, el Ejército dijo que la milicia utilizaba combatientes parecidos al líder para ocupar el puesto del guerrillero supuestamente muerto.

La Fuerza Aérea nigeriana realizó su "ataque aéreo más espectacular y sin precedentes" cuando Shekau rezaba el viernes, el día sagrado musulmán.

El bombardeo se produjo sobre el pueblo de Taye, en el bosque de Sambisa en el nordeste del país, según un comunicado firmado por el coronel Sani Kukasheka, portavoz del Ejército.

"Entre los comandantes terroristas de Boko Haram confirmados muertos están Abubakar Mubi, Malam Nuhu y Malam Hamman, entre otros. Se cree que su líder, conocido como 'Abubakar Shekau', sufrió heridas mortales en los hombros. Otros terroristas resultaron heridos", indicó el texto.

El comunicado se emitió antes de la reunión prevista en la capital nigeriana entre el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, en una visita del diplomático estadounidense para abordar el extremismo islámico y la seguridad regional.

Shekau inició en 2009 una insurgencia que ha dejado 20 mil muertos, expulsado a más de 2.2 millones de personas de sus hogares y se ha extendido más allá de las fronteras de Nigeria.

El conflicto se ha caracterizado por atentados mortales y ataques suicidas contra escuelas, mezquitas y mercados, así como por secuestros masivos como el de 300 alumnas de escuela capturadas en una remota escuela de Chibok. Docenas de las menores escaparon, pero 218 siguen desaparecidas.

Boko Haram —que significa "La educación occidental está prohibida"— reapareció como una fuerza letal y despiadada a las órdenes de Shekau.

El miliciano tomó el mando tras un asalto militar contra el complejo del grupo en Maiduguri, la ciudad más grande en la zona nordeste del país, en el que murieron 700 personas y el líder Mohammed Yusuf fue asesinado cuando estaba retenido por la policía.