Mundo

Bomba deja decenas de muertos en norte de Nigeria

Además, tres hombres armados abrieron fuego contra una multitud de empleados que se habían reunido para saludar a un administrador; el ataque tiene el sello del grupo islamista Boko Haram, que incrementó la violencia en los últimos 10 días.
Reuters
07 julio 2015 8:23 Última actualización 07 julio 2015 8:24
Etiquetas
Nigeria ataque (AP)

Boko Haram ha matado a miles de personas en cinco años de insurgencia en Nigeria, entre ellos varios jeques y políticos destacados. (AP)

KADUNA. La explosión de una bomba en un edificio del gobierno en las afueras de Zaria, en el norte de Nigeria, provocó la muerte de al menos 25 personas y luego tres hombres armados abrieron fuego contra una multitud de empleados públicos en el lugar, informó el gobernador del estado a través de Twitter.

Zinari Shehu, un periodista de radio local que estaba allí, dijo que la bomba explotó cerca de las 10:00, hora local, en el suburbio de Gogarawa, donde un grupo de personas se había reunido para saludar al recientemente designado administrador.

"Tres hombres vestidos de negro abrieron fuego en la escena dentro de la secretaría, ahí fue cuando huí", dijo Ibrahim Mohammed, un trabajador del gobierno local, a Reuters.

No hubo una adjudicación inmediata de responsabilidad por el ataque, pero tenía el sello del grupo islamista Boko Haram, que incrementó la violencia en los últimos 10 días.

El último ataque de relevancia en el estado de Kaduna ocurrió en julio de 2014, cuando al menos 82 personas murieron en atentados suicidas. Uno de ellos había apuntado contra el presidente, Muhammadu Buhari, que entonces era un líder de la oposición.

Solo en la última semana más de 200 personas murieron en una serie de ataques. El domingo, al menos 44 personas perdieron la vida en Jos y el lunes un atacante suicida fracasó en su intento por atacar una gran mezquita en Kano, la segunda ciudad más importante de Nigeria.

Boko Haram ha estado tratando de establecer un estado regido por la estricta ley sharia a través de una insurgencia que comenzó en 2009. A fines de 2014, el grupo controlaba una porción de territorio más grande que Bélgica.