Mundo

Bomba deja 25 muertos, en su mayoría rebeldes, en Siria

La agresión ocurrió en el lado sirio del cruce de Atmeh, al oeste de Alepo. Una foto enviada por un testigo en la zona, aparentemente luego del ataque, mostró cuerpos ensangrentados en el suelo. ISIS se adjudicó la autoría en un comunicado en internet.
06 octubre 2016 7:6 Última actualización 06 octubre 2016 7:6
Siria

(Reuters)

BEIRUT/AMÁN.- Una bomba reivindicada por ISIS en un cruce fronterizo entre Siria y Turquía provocó la muerte de 25 personas, en su mayoría rebeldes sirios respaldados por extranjeros, y dejó decenas de heridos, dijeron testigos.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que al menos hubo 21 muertos. El ataque apuntó contra rebeldes de facciones que han estado luchando contra el grupo yihadista con apoyo del Ejército turco a lo largo de la frontera hacia el noreste, dijeron los testigos y el Observatorio.

La agresión ocurrió en el lado sirio del cruce de Atmeh, al oeste de Alepo. Una foto enviada por un testigo en la zona, aparentemente luego del ataque, mostró cuerpos ensangrentados en el suelo. ISIS se adjudicó la autoría en un comunicado en internet.

El testigo dijo que la mayoría de los rebeldes eran del grupo Failaq al-Sham, que ha estado luchando junto con otras facciones respaldadas por Turquía en la ofensiva de Ankara llamada "Escudo del Éufrates". Esa operación, que ocurrió a lo largo de la frontera noreste de Alepo, también apuntó a militantes kurdos.

Los rebeldes usan el cruce de Atmeh para trasladarse entre la provincia de Idlib, a través de Turquía, hacia zonas donde se están desarrollando operaciones contra ISIS, dijo el Observatorio. Los residentes dijeron a Reuters que también las usan para evacuar a los combatientes heridos.

Entre los muertos de la explosión de Atmeh estaba el presidente de un cuerpo judicial civil de alto nivel en la ciudad de Alepo, controlada por los rebeldes, Sheikh Khaled al-Sayyed, y un juez que trabajó con él, dijeron un testigo y un miembro de los rebeldes.

La provincia siria de Idlib, donde Atmeh está ubicada, es un bastión de la oposición respaldada por Turquía al gobierno del presidente Bashar al-Assad.

Una guerra civil con muchos bandos enfrentados ha devastado Siria durante más de cinco años. ISIS está luchando contra todos los bandos, incluyendo el gobierno sirio, rebeldes respaldados por extranjeros y otros combatientes apoyados por Estados Unidos.