Mundo

Bo y Sunny: los otros embajadores de la Casa Blanca

Bo y Sunny, los perros de aguas portugueses de los Obama, hacen más que sólo comer y dormir, puesto que su demanda en diversas actividades es tan alta, que incluso tienen horarios de trabajo.
AP
29 mayo 2016 11:14 Última actualización 29 mayo 2016 11:14
perros

Sunny y Bo son las mascotas de la Casa Blanca. (AP)

Las mascotas de la familia Obama, Bo y Sunny, difícilmente tienen la vida de un perro común y hacen mucho más que simplemente comer y dormir.

El par de perros de agua portugueses —Bo con su distintivo pecho blanco y patas delanteras del mismo color y Sunny completamente negro— son también los embajadores caninos para la Casa Blanca, tan populares y demandados que incluso tienen horarios.

"Todo el mundo quiere verlos y tomarles fotos", dijo Michelle Obama. "Recibí un memorándum a principios de mes con una petición de sus horarios y tengo que aprobar sus presentaciones".



Los perros han entretenido a las multitudes durante todo tipo de ceremonias, como la anual del huevo de Pascua. Bo ha estado al lado de la señora Obama cuando ella le da la bienvenida a los turistas en el aniversario de la toma de posesión del presidente.

Los perros también han acompañado a la familia en ceremonias de agradecimiento a militares heridos, así como al visitar a niños hospitalizados antes de Navidad. En una muestra de lo reconocidos que son Bo y Sunny, las autoridades detuvieron en enero a un hombre de North Dakota que dicen que viajó a Washington para tratar de secuestrar a uno de ellos.

Bo, ahora de siete años, se unió a la familia Obama en abril de 2009. Fue un regalo del fallecido senador Edward M. Kennedy, quien fue un partidario clave de la campaña presidencial de Obama en 2008 y quien llegó a ser una amistad cercana de la familia. Bo ayudó para que Obama mantuviera una promesa que le hizo a sus hijas Malia y Sasha de que ellas podrían tener un perro después de la elección.

1
 

 

perros

Sunny, de casi cuatro años, llegó en agosto de 2013.

A Bo le gusta acompañar a Dale Haney, el jardinero en jefe de la Casa Blanca. Los jardines de la residencia presencial están catalogados como parque nacional.

"Él sale cada mañana y va a acompañar a Dale... y está con todos los trabajadores del Servicio Nacional de Parques. Allí lo verá, caminando con ellos y mirando las plantas", dijo la primera dama. "Creo que él cree que tiene un trabajo porque se lo toma muy en serio. Así que si salgo y lo veo, él parece ignorarme cuando está con sus compañeros de trabajo".

Todas las notas MUNDO
Macron suma apoyo de veterano líder político francés
'Grave provocación internacional' visita de exministra chilena: Cuba
Enviado especial de ONU para Siria no espera 'avances' en negociaciones
Cuba niega visa a Luis Almagro, secretario de la OEA
Policía francesa detiene a dos trabajadores de Le Pen para interrogarlos
Corte sudafricana declara inconstitucional salida del país de la CPI
Malasia quiere interrogar a diplomático norcoreano tras asesinato de Kim
SRE deplora negativa de Cuba al ingreso del expresidente Calderón
Esto es lo que pensaba Donald Trump en 1992
Rosa María Payá condena decisión de impedir entrada de Calderón a Cuba
Evacúan hospital en Houston por reportes de disparos
Cuba y Estados Unidos firman nuevos acuerdos comerciales
Trump excluirá de deportaciones a 'dreamers' que llegaron como niños a EU
Corte Suprema de EU dividida por demanda de mexicano muerto en frontera
Ecuador tendrá segunda vuelta presidencial: árbitro electoral
Las FARC empezarán a entregar sus armas el 1 de marzo
Trump contratará a miles de agentes en su lucha contra la inmigración
Muro de Trump dividiría etnia ancestral: The New York Times
Sismo de 6.5 sacude el sur de Bolivia
Trump tiene un arsenal contra la inmigración
Amenazas a comunidad judía son 'horribles y dolorosas', dice Trump
Casa Blanca entregó mensaje euroescéptico antes de visita de Pence a Bruselas: fuentes
Tillerson y Kelly llegarán a México este miércoles
Hallan 74 cuerpos de inmigrantes en una playa de Libia
Hay 1.4 millones de niños en riesgo inminente de morir de hambre: UNICEF