Mundo

Big Ben de Londres 'guardará silencio' durante 4 años por mantenimiento

A partir del 21 de agosto, los londinenses y los turistas dejarán de escuchar cada 15 minutos la campana del reloj, ya que se realizarán obras de restauración en el inmueble que data del siglo XIX.
Bloomberg
14 agosto 2017 10:49 Última actualización 14 agosto 2017 11:43
big Ben (Reuters)

big Ben (Reuters)

El Big Ben permanecerá en silencio durante cuatro años a partir de este lunes 21 de agosto mientras se llevan a cabo obras de renovación en la campana, el reloj y la torre del Parlamento, símbolo de Londres.

La campana de 13.7 toneladas en la Torre Elizabeth debe detenerse para garantizar la seguridad de los trabajadores durante el proyecto de restauración, según anunció la Cámara de los Comunes este lunes en un comunicado difundido por correo electrónico.

La campana suena cada 15 minutos y ha tocado casi sin interrupción durante 157 años. La última vez que se silenció para obras de mantenimiento fue en 2007.

Los trabajos de restauración también callaron la campana entre 1983 y 1985, y ésta también permaneció en silencio en 2013 durante el funeral de la exprimera ministra, Margaret Thatcher.

Los trabajos para restaurar la parte más famosa del Palacio de Westminster avanzarán mientras los políticos debaten el mejor modo de proceder para arreglar todo el edificio. El proyecto podría costar 5 mil 700 millones de libras (7 mil 400 millones de dólares) y duraría hasta cuatro décadas.

La mayor parte del edificio data de mediados del siglo XIX y está plagado de asbestos, y la contaminación está causando la destrucción de la piedra. Los sistemas de tuberías, electricidad, alcantarillado y ventilación han quedado anticuados y nunca han sido objeto de una renovación importante.

"El silencio del Big Ben es un hito significativo en este proyecto clave de conservación", dijo el Guardián del Gran Reloj, Steve Jaggs, en el comunicado. "Este importante programa de obras protegerá el reloj a largo plazo".

Jaggs instó al público a reunirse en Parliament Square el 21 de agosto para escuchar los últimos "toques" de la campana en los próximos cuatro años.