Mundo

Berlusconi apela contra sentencia de cárcel y veto de ejercer cargos públicos

10 febrero 2014 4:44 Última actualización 31 julio 2013 13:4

[Reuters]  


 
 
Reuters
 
 

ROMA - Los abogados de Silvio Berlusconi pidieron el miércoles a la Corte Suprema que absuelva al ex primer ministro del cargo de fraude fiscal, en un caso que podría decidir no sólo su futuro sino el de la frágil coalición de Gobierno en Italia.
 
 
La corte escuchaba los argumentos de la defensa tanto de los abogados de Berlusconi como de otros 3 imputados por 2 tribunales menores de la compra fraudulenta de derechos de emisión por parte de su imperio televisivo Mediaset.
 
 
Es poco probable que se alcance un veredicto de cinco jueces antes del jueves. El principal abogado de Berlusconi, Franco Coppi, dijo que él y otro letrado del magnate de los medios esperaban hablar durante 5 horas en una sesión que comenzaba a las 1330 GMT.
 
 
El martes, el fiscal público pidió a la corte que rechazara la apelación final de Berlusconi contra una sentencia de cuatro años de cárcel, conmutada a un año bajo una amnistía. Pero dijo que una prohibición a ejercer cargos públicos para el cuatro veces primer ministro debería ser reducida de cinco a tres años.
 
 
Si la corte confirma la sentencia, podría haber malestar político en medio de la peor recesión italiana de la posguerra.
 
 
El frágil Gobierno de coalición del primer ministro Enrico Letta, integrado por el Partido Democrático (PD) de centroizquierda y el PDL de centroderecha de Berlusconi, podría entrar en una crisis, con posibles efectos en la zona euro.
 
 
Berlusconi, de 76 años, dice que ha sido perseguido por jueces izquierdistas desde que ingresó a la política en 1994, pero si pierde el caso de la Corte Suprema será su primera condena definitiva en al menos 2 docenas de juicios.
 
 
Debido a su edad, la sentencia de cárcel la cumpliría a través de servicios comunitarios o arresto domiciliario y sus seguidores dicen que continuaría liderando su partido Pueblo de Libertad, que fundó y no tiene un líder alternativo claro.
 
 
Pero su poder y sus habilidades de campaña, que le permitieron dominar la política italiana durante 20 años, se verán severamente limitados.
 
 
Políticos de todas las orientaciones están esperando ansiosamente el veredicto debido a que la incertidumbre sobre la suerte de Berlusconi puede sumarse a la inercia que ha impedido al Gobierno de Letta aprobar reformas económicas urgentes.