Mundo

Benedicto XVI niega haber cedido a presiones para renunciar

El ahora retirado Pontífice declaró que su decisión de abandonar el cargo fue tomada libremente, por lo que las especulaciones sobre su validez son "absurdas".
AP
26 febrero 2014 10:19 Última actualización 26 febrero 2014 13:14
El Papa Benedicto XVI dejó su puesto por su salud. (Reuters)

El Papa Benedicto XVI dejó el puesto hace aproximadamente un año. (Reuters)

EL VATICANO.- El Papa emérito Benedicto XVI desmintió las especulaciones en torno a que fue presionado para renunciar y dijo que tomó esa decisión solo y libremente.

La declaración de Benedicto, que fue enviada al periódico La Stampa, se da en medio de una ola de especulaciones acerca de las razones que lo llevaron dejar el cargo como Pontífice.

La Stampa informó que Benedicto escribió: "No hay un mínimo de duda acerca de la validez de mi renuncia al ministerio de Pedro. La única condición para su validez es la absoluta libertad de la decisión. Especular acerca de la invalidez es simplemente absurdo".

La semana pasada, el periodista italiano Antonio Socci insinuó en el periódico Libero, de tendencia conservadora, que su dimisión podría ser inválida ya que obedeció a las presiones de un grupo de cardenales opositores a él.

Benedicto dejó en claro desde el comienzo de su papado que éste podría no concluir con su muerte. En el libro "Luz del Mundo", publicado en 2010, escribió: "Si un papa se da cuenta claramente de que no es física, psicológica y espiritualmente capaz de manejar las responsabilidades del cargo tiene el derecho, y bajo algunas circunstancias, también la obligación de renunciar".

El pasado fin de semana, Benedicto hizo una sorpresiva aparición en la ceremonia de designación de 19 cardenales.

Fue la primera ocasión que él y Francisco aparecieron juntos en una ceremonia litúrgica, lo que de inmediato desató la especulación en torno a la posible reintegración de Benedicto a las actividades de la iglesia.