Mundo

Banco del Vaticano, en busca de "medidas correctivas"

La agencia financiera del Vaticano dijo que una investigación arroja que la institución tiene problemas para identificar transacciones de alto riesgo, luego de que en 2013 se reportaran 202 movimientos sospechosos, cifra significativamente mayor que la de años anteriores.
AP
19 mayo 2014 10:48 Última actualización 19 mayo 2014 11:10
cónclave crucifijo

Crucifico. (Reuters/Archivo)

EL VATICANO.- La agencia financiera del Vaticano anunció que hacen falta "medidas correctivas" en el atribulado banco de la Santa Sede que busca transparencia financiera y el cumplimiento con las normas internacionales.

El director de la Autoridad de Información Financiera, Rene Bruelhart, dijo que una esperada investigación del banco, llamado Instituto para las obras de Religión, incluía estudiar su práctica de no revelar los nombres de los verdaderos titulares de las cuentas en sus transacciones con los bancos italianos.

Agregó que el problema principal identificado en la inspección, que ha sido reclamada por las autoridades europeas para la lucha contra el lavado de dinero, radica en los procedimientos del banco para identificar las actividades de alto riesgo, y que hacían falta detalles.

Bruelhart habló con la prensa luego de que el informe anual de su grupo revelara un aumento en el número de transacciones financieras sospechosas reportadas.

En 2013 se reportaron 202, cifra significativa tomando en cuenta que el año anterior se reportaron sólo seis, mientras que en 2011 sólo hubo un reporte. Cinco de las 202 fueron remitidas a fiscales del Vaticano para posible investigación.

Bruelhart destacó que el aumento no significa que haya habido mayor actividad ilícita el año pasado, sino que las nuevas leyes y procedimientos instaurados en 2013 permitían advertir sobre transacciones potencialmente problemáticas.

La mayoría de los 202 casos nuevos derivaron de transacciones en el banco del Vaticano, que está revisando sus cuentas una por una para asegurarse de que estén limpias y que el banco tenga información completa sobre el cliente.

"Todavía no somos perfectos. Todavía no somos supereficientes. Pero creo que estamos bien orientados", dijo Bruelhart sobre el proceso.