Mundo

Avión de guerra F-16 marroquí desaparece en misión en Yemen

La milicia houthi difundió un video en el que aseguran pueden verse los restos del F-16 marroquí; el supuesto derribo, junto a los intensos combates transfronterizos de artillería y cohetes, podrían poner en peligro una tregua humanitaria acordada de cinco días, que debería comenzar este martes.
Reuters
11 mayo 2015 9:20 Última actualización 11 mayo 2015 9:21
Yemen

La renuncia del enviado especial de la ONU ocurre cuando el país se desquebraja ante los ataques aéreos de Arabia Saudita. (Reuters)

EL CAIRO. Un avión de guerra F-16 marroquí que participa en los ataques de la coalición liderada por Arabia Saudita contra los rebeldes houthis en Yemen está desaparecido, informó el Ejército de Marruecos.

Poco después, la milicia houthi emitió imágenes de video en las que aseguran pueden verse los restos del F-16 marroquí.

El canal de televisión al-Masira, controlado por el grupo, aseguró que fue derribado por tribus leales en la provincia de Saada, cerca de la frontera de Yemen con Arabia Saudita.

El supuesto derribo del avión marroquí, junto a los intensos combates transfronterizos de artillería y cohetes entre los houthis respaldados por Irán y las fuerzas saudíes, podrían poner en peligro una tregua humanitaria acordada de cinco días, que debería comenzar este martes.

Desde el 26 de marzo, una coalición liderada por los saudíes y apoyada por Washington está bombardeando por vía aérea a los houthis y a las unidades militares leales al expresidente Ali Abdullah Saleh, con el objetivo de restaurar al exiliado presidente Abd-Rabbu Mansour Hadi.

Marruecos es uno de los ocho estados árabes que se unieron a Arabia Saudita en la intervención militar y tiene sus F-16 estacionados en Emiratos Árabes Unidos (EAU).

"Uno de los F-16 de la Fuerza Armada Real puestos a disposición de la coalición liderada por Arabia Saudita para restaurar la legitimidad en Yemen desapareció el domingo a las 18:00, hora local", dijo en un comunicado el Ejército marroquí.

La remota zona de Wadi Nashour, un bastión houthi en la provincia noroccidental de Saada, junto a la frontera con Arabia Saudita, es el lugar donde habría sido abatido el aparato, según la milicia rebelde.

La ferocidad de los combates en la zona hizo imposible verificar la información, ya que las líneas telefónicas no están operativas.

Los houthis aseguran que lanzaron misiles Katyusha y morteros contra la ciudades sauditas de Jizan y Najran el lunes, después de que las provincias yemeníes de Saada y Hajjah fueron atacadas con más de 150 proyectiles.