Mundo

Avanzan planes entre EU y Rusia para alcanzar paz en Siria

10 febrero 2014 5:8 Última actualización 02 julio 2013 11:11

  [Reuters/Archivo]   


 
Reuters

BANDAR SERI BEGAWAN- El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo el martes que él y el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, habían hecho progresos en los planes para realizar una conferencia de paz sobre Siria y que ambas partes habían acordado que debería celebrarse pronto.

"Todavía hay cosas que deben ser trabajadas en el transcurso de estos próximos días, pero el ministro de Relaciones Exteriores Lavrov y yo sentimos que esta reunión es muy útil, que es constructiva y productiva", dijo Kerry a periodistas en Brunei, adonde asiste a un encuentro de seguridad regional en Asia.

"Ajustamos algunas de las opciones con respecto al potencial de esa conferencia. Ambos acordamos que esa conferencia debería darse más temprano que tarde", declaró, agregando que la reunión probablemente se realizará después de agosto.

Washington y Moscú anunciaron sus planes para la conferencia de prensa en mayo, pero sus relaciones se han deteriorado rápidamente desde entonces a partir de que el campo de batalla se inclinó a favor del presidente Bashar al-Assad.

La administración de Obama decidió el mes pasado proveer ayuda militar a los rebeldes que luchan contra Assad, mientras Moscú rechazó abandonar su apoyo al líder sirio, a quien continuó armando. Kerry ha estado en una gira por países de habla árabe para tratar de coordinar ayuda a los rebeldes.

El punto de la conferencia de paz era revivir un plan adoptado el año pasado en una reunión sobre Siria en Ginebra. En ese momento, Washington y Moscú acordaron sobre la necesidad de un Gobierno de transición sirio, pero quedó abierta la pregunta de si Assad partiparía en el proceso.

Estados Unidos, como los rebeldes sirios, dice que Assad y su familia no deberían cumplir ningún papel en un Gobierno de transición. Rusia dice que no deberían haber condiciones para las conversaciones.

Washington se ha opuesto a incluir a Irán en las negociaciones en medio de continuos desacuerdos sobre su polémico programa nuclear.

Mientras Estados Unidos y sus aliados europeos y árabes buscan convencer a los rebeldes de que asistan a la conferencia, el rol de Rusia es convocar a funcionarios del Gobierno.

Kerry dijo que Rusia y Estados Unidos estaban de acuerdo en que, sin importar qué parte estuviera dominando el campo de batalla, la conferencia de paz buscaría una transferencia de poder hacia un Gobierno interino.

Agregó que tanto él como Lavrov eran "más que serios" y estaban comprometidos con el proceso de Ginebra. "Ambos acordamos que nuestros países podrán (...) trabajar juntos en ese esfuerzo", agregó Kerry.