Mundo

Trump gana su primera batalla en el Congreso 

La Cámara baja de Estados Unidos aprobó este jueves eliminar gran parte de la Ley de Salud conocida como Obamacare, una importante victoria legislativa para el presidente Donald Trump, sin embargo, aún falta pasar por el Senado.
Reuters
04 mayo 2017 13:35 Última actualización 04 mayo 2017 14:28
Obamacare

(Reuters)

WASHINGTON.- La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó por un estrecho margen una legislación que revoca las partes principales del programa de salud conocido como Obamacare y lo reemplaza por un plan promovido por los republicanos, en una importante victoria legislativa para el presidente Donald Trump.

Sin embargo, el proyecto enfrentará una dura lucha en el Senado.

Con la votación de 217-213, los republicanos obtuvieron el respaldo suficiente para enviar la legislación hacia el Senado para su consideración. Los demócratas no votaron en favor del proyecto.

La aprobación representa un paso crucial hacia cumplir con una importante promesa de campaña de Trump y una búsqueda de siete años de los republicanos para desmantelar la Ley de Salud promulgada por el expresidente Barack Obama.

Pero el esfuerzo ahora enfrenta nuevas barreras en el Senado, donde el plan tendrá dificultades para obtener el respaldo republicano.

La votación de este jueves también fue una victoria política para el presidente de la Cámara baja, Paul Ryan, al demostrar su capacidad de unir al fracturado grupo de caucus de su partido tras dos intentos fallidos este año para obtener consenso sobre la legislación de salud.

Los demócratas esperan que la aprobación en la Cámara baja para derogar Obamacare genere una reacción de los votantes en las elecciones legislativas de medio término el próximo año.

Unos 20 millones de estadounidenses obtuvieron cobertura bajo la Ley de Salud Asequible de 2010, que últimamente ha ganado respaldo en los sondeos de opinión pública.

La ley republicana busca derogar la mayoría de los impuestos de Obamacare, entre ellos una sanción por no comprar seguro de salud. Recortará financiamiento para Medicaid, el programa que entrega seguro para los pobres, y revertir gran parte de la expansión de Medicaid.