Avanza diálogo entre Maduro y oposición
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Avanza diálogo entre Maduro y oposición

COMPARTIR

···
Mundo

Avanza diálogo entre Maduro y oposición

Tras un encuentro preliminar entre ambas partes se acordó que en las próximas horas se celebrará una reunión para tratar de buscar solución a la violencia que azota el país, en la cual participará un miebro del Vaticano y la Unasur como mediadores.

Reuters
08/04/2014

CARACAS. El Gobierno socialista de Nicolás Maduro y la oposición venezolana acordaron iniciar una ronda de diálogos para poner fin a la peor ola de protestas que ha sufrido el país petrolero en una década.

Después de un encuentro preliminar de las partes el martes, los dos bandos dijeron que la primera reunión formal se llevará a cabo "en las próximas horas" en Caracas con un representante del Vaticano y los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) como mediadores.

Desde principios de febrero, miles de opositores a Maduro han salido a las calles de las principales ciudades de Venezuela para protestar contra la elevada inflación, el desabastecimiento de productos básicos y la acuciante delincuencia.

,

Las violentas manifestaciones han dejado 39 muertos -según cifras oficiales- y cientos de heridos y, a pesar de que la represión de las fuerzas de seguridad ha sofocado los focos de protesta, en Caracas y otras ciudades aún permanecían opositores envalentonados, en su mayoría estudiantes universitarios.

La ola de protestas ha preocupado a la región. Una comisión de cancilleres de Unasur volvió al país esta semana con pedidos de "diálogo" bajo el brazo.

En la reunión preparatoria del martes participaron Maduro y algunos de sus ministros y los líderes de los principales partidos de la oposición.
"No estamos aspirando a convencer a la oposición para que se conviertan en chavistas ni aspiran ellos, tampoco, a que dejemos el camino de la revolución y el socialismo", dijo el vicepresidente Jorge Arreaza, a la salida del encuentro.

"Aspiramos a que en las próximas horas se dé la reunión formal, que será pública", agregó Arreaza, cumpliendo una de las exigencias de la oposición de televisar el diálogo.

Aún no hay fecha ni hora para el encuentro, pero será mediado por los cancilleres sudamericanos y el nuncio apostólico de la iglesia Católica en Venezuela, el italiano Aldo Giordano.

Maduro ha dicho que la oposición busca desbancarlo, siguiendo el libreto del golpe de Estado que alejó brevemente del poder a su fallecido mentor Hugo Chávez en el 2002.

Sin embargo, la oposición asegura que busca un cambio de Gobierno por la vía electoral, a través de un referéndum revocatorio, permitido por la Constitución a partir del 2016.

"El mejor antídoto para la violencia es el respeto a la Constitución por parte de todos", dijo Ramón Aveledo, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad (MUD), coalición que agrupa a los partidos de la oposición.
A pesar de los buenos deseos de ambos bandos políticos, Aveledo calificó lo que viene como un "difícil camino".

La ausencia del dos veces candidato presidencial opositor Henrique Capriles y del partido del apresado líder Leopoldo López, Voluntad Popular, demostró la fractura en las huestes opositoras y la poca aceptación que el diálogo podría tener entre sus filas.

"Nuestra organización no validará ningún diálogo con el régimen mientras siga existiendo represión, encarcelamiento y persecución contra nuestro pueblo", dijo Voluntad Popular en un comunicado. "Somos firmes creyentes de que el diálogo debe darse de pie, nunca de rodillas".

De acuerdo con el partido, algunas de sus condiciones para sentarse a la mesa eran una amnistía para los que llaman "presos políticos", la renovación equilibrada de los poderes públicos y el desarme de los grupos leales al oficialismo. Pero la agrupación dijo que el Gobierno no había aceptado sus reclamos.

Si bien los acercamientos entre ambos bandos ayudarán al Gobierno a enfriar las protestas callejeras, analistas creen que será difícil atacar el detonante, que es la crisis económica que atraviesa el país miembro de la OPEP.