Mundo

Autoridades en Venezuela arrestan a 5 personas por presunta conspiración

12 febrero 2014 5:22 Última actualización 12 abril 2013 15:24

  [Reuters] Junto con las detenciones se logró incautar una barra de un explosivo C-4 y 50 cargadores de armas. 



Ap

Las autoridades venezolanas anunciaron el viernes la detención de cinco personas a las que acusa de preparar actos desestabilizadores rumbo a los comicios presidenciales del domingo.

El anuncio lo hizo el vicepresidente Jorge Arreaza, un día después de que el mandatario encargado y candidato Nicolás Maduro dijo que fueron detenidos dos presuntos paramilitares colombianos.

El ministro de la Defensa general en jefe Diego Molero, que lo acompañó en el pronunciamiento a Arreaza, dijo que los cinco fueron detenidos en diferentes días y ubicaciones.

Molero señalo que se presume que al menos uno de ellos es colombiano, pero no dio más detalles.

Los nombres e identidades de los capturados no se han ofrecido, ni tampoco los capturados fueron mostrados a los medios.

Sin embargo Molero mostró algunas hojas en las que se podían ver pequeñas fotos y algunos nombres.

"Hemos desmontado algún plan que trataría de afectar el proceso electoral o post electoral", dijo Arreaza en declaraciones divulgadas por la televisora oficial.

El ministro Molero dijo que dos de los detenidos portaban uniformes militares venezolanos.

Añadió que como parte de las detenciones las autoridades se incautaron una barra que dijo era de explosivo C-4 y mostró 50 cargadores de armas, que ya la víspera fueron mostrados en la televisora estatal.

A su turno el ministro del Interior Néstor Reverol dijo que en otras acciones fueron detenidas tres personas de una empresa venezolana dedicada a la importación de mercancía en el estado occidental de Lara.

Los 50 cargadores fueron decomisados en esa empresa en Lara, según las autoridades.

A lo largo de la campaña presidencial, Maduro y miembros del oficialismo divulgaron teorías conspirativas, entre ellas la supuesta presencia de mercenarios salvadoreños que planeaban desestabilizar las elecciones del domingo.