Mundo

Autor del ataque en aeropuerto de Florida se declara 'no culpable'

Esteban Santiago compareció ante un tribunal en Fort Lauderdale; está inculpado de 11 cargos por haber actuado con violencia contra una persona en un aeropuerto, 6 cargos por uso de armas de fuego en un crimen violento y 5 por homicidio con arma de fuego.
AFP
30 enero 2017 12:5 Última actualización 30 enero 2017 13:33
Esteban Santiago, atacante, aeropuerto, Miami

(Reuters)

MIAMI.- El veterano de la guerra de Irak Esteban Santiago se declaró "no culpable" de los 22 cargos que se le imputan por el tiroteo que dejó cinco muertos en el aeropuerto de Fort Lauderdale, en Florida, a principios de enero.

Santiago, de 26 años, compareció ante un tribunal en Fort Lauderdale, 50 kilómetros al norte de Miami, vestido con el mameluco rojo de los presos de máxima seguridad y con las muñecas y los tobillos encadenados.

"El señor Esteban Santiago Ruiz se declara no culpable", dijo su abogado Eric Cohen al juez federal Barry Seltzer.

El juez leyó a Santiago todos los cargos en su contra, preguntándole si los entendía. "Sí", respondió el acusado las 22 veces, calmado y sin mostrar emociones.

Un gran jurado lo inculpó de 11 cargos por haber actuado con violencia contra una persona en un aeropuerto internacional, seis cargos por uso de armas de fuego en un crimen violento y cinco por homicidio con arma de fuego.

De ser hallado culpable, Santiago puede ser condenado a muerte o cadena perpetua.

Cerca de mediodía del viernes 6 de enero, el exmilitar estadounidense inició un tiroteo en la terminal 2 del área de recogida de equipajes del aeropuerto de esta ciudad balnearia.

Había llegado desde su ciudad de residencia, Anchorage, en Alaska, con un boleto sólo de ida y luego confesó a los investigadores que había planificado el ataque.

Fue arrestado sin resultar herido tras generar pánico y provocar el caos entre cientos de viajeros que corrieron para salvar sus vidas.

El pasado 7 de noviembre, tras quedar desempleado de una empresa de seguridad, Santiago acudió a una oficina del FBI en Anchorage, donde dijo que la CIA controlaba su mente al obligarlo a mirar videos del grupo Estado Islámico.

Los agentes lo enviaron entonces a un servicio médico para un examen psiquiátrico, dijo el agente del FBI en Miami George Piro.

Exmiembro de la Guardia Nacional en Puerto Rico y Alaska, Santiago sirvió en Irak entre abril de 2010 y febrero de 2011. Terminó sus funciones militares en agosto.