Mundo

Austria suspende servicio de trenes con Hungría ante ola de inmigrantes

Con una abrumadora mayoría queriendo llegar a Alemania a través de Austria, la empresa que opera los trenes que conectan a ambos países reportó que hubo una "sobrecarga masiva" lo que derivó en la suspensión del servicio.
Reuters
10 septiembre 2015 10:27 Última actualización 10 septiembre 2015 10:27
Austria

Los trenes estaban transportando inmigrantes a través de la frontera austro-húngara.  (Reuters)

VIENA. Después de algunos días de poco movimiento, el paso de inmigrantes de Austria a Alemania pareció repuntar con fuerza el jueves, cuando una nueva ola de personas que ingresaban desde Hungría a territorio austriaco obligó a suspender los servicios de trenes a través de esa frontera.

La cantidad de personas que ingresó a pie en las primeras horas de este jueves complicó la gestión de los recursos en la frontera, donde las autoridades austriacas enfrentaban dificultades para brindar traslado a todos los inmigrantes.

Los trenes también estaban transportando inmigrantes directamente a través de la frontera austro-húngara, generalmente en menor número.

"Cada vez más personas están llegando a diario", dijo un portavoz de la compañía nacional de trenes, OeBB. "Esto excede ampliamente nuestra capacidad", añadió.

Decenas de miles de personas, muchas de ellas huyendo de la guerra en Siria, atravesaron la frontera desde que Austria y Alemania anunciaron de manera conjunta la semana pasada que mantendrían abiertas las puertas a los inmigrantes.

Con una abrumadora mayoría queriendo llegar a Alemania a través de Austria, el traslado masivo fluyó relativamente bien hasta que OeBB mencionó una "sobrecarga masiva" como motivo de la suspensión del servicio.

"Esa es la razón por la que queremos ralentizar el flujo desde Hungría", señaló el portavoz de OeBB. "No es la solución, pero sería irresponsable dejar que las personas sigan llegando y pasen la noche en las estaciones de tren", añadió.

Durante el fin de semana, se brindaron servicios ferroviarios adicionales y se sumaron vagones a los servicios ya existentes para manejar el flujo inicial de inmigrantes.

No obstante, en pocos días la cantidad de arribos cayó drásticamente y la capacidad de los trenes se redujo.

Eso complicó más la posibilidad de gestionar el aumento de llegadas, que incluía a 4 mil inmigrantes que cruzaron la frontera a pie, dijo un portavoz del Ministerio del Interior austriaco.

Un periodista de Reuters vio a cientos de personas que seguían haciendo filas en la frontera con Hungría, donde no hay un puesto fronterizo formal debido a que ambos países son miembros del acuerdo Schengen de fronteras abiertas de la Unión Europea.

"La suspensión definitivamente seguirá en pie hoy y lo evaluaremos nuevamente mañana temprano", dijo el portavoz de OeBB. "Suponemos que el flujo seguirá en este nivel alto".