Mundo

Aumenta riesgo de "guerra del gas" en Ucrania

La empresa estatal rusa Gazprom y la ucraniana Naftogaz están en negociaciones, pero hay pocas posibilidades de un acuerdo.
Reuters
12 abril 2014 11:25 Última actualización 12 abril 2014 11:25
"guerra del gas"

"guerra del gas"

KIEV.- Hombres armados izaron el sábado la bandera rusa en una ciudad del este de Ucrania, aumentando un grado de enfrentamiento con Moscú que, a juicio de Kiev, acerca a Europa a una "guerra del gas" que podría dejar a los estados de la Unión Europea sin suministros rusos.

Una gran proporción del gas natural que los estados de la Unión Europea compran a Rusia se envía a través de territorio ucraniano, por lo que si Rusia cumple con su amenaza de cortar los envíos a Ucrania por deudas con Moscú, los clientes en el oeste europeo verán una interrupción del suministro.

Rusia pide a Kiev que pague un precio mucho más elevado por el gas y satisfaga los pagos pendientes. La empresa estatal rusa Gazprom y la ucraniana Naftogaz están en negociaciones, pero hay pocas posibilidades de un acuerdo.

"Diría que nos estamos acercando a una solución de la situación, pero en una dirección mala para Ucrania", dijo el ministro ucraniano de Energía, Yuri Prodan, en una entrevista con la publicación alemana Börsenzeitung.

"Probablemente nos estamos dirigiendo hacia Rusia apagando su provisión de gas", agregó..

Esto aumentaría la posibilidad de que se repitan anteriores "guerras del gas", cuando las disputas entre los dos países provocaron un recorte en los suministros a Europa occidental.

La posibilidad de un acuerdo pareció disminuir después de que el presidente ejecutivo de Naftogaz, Andriy Kobolev, dijera que Kiev suspenderá los pagos a Gazprom a la espera de la conclusión de las negociaciones sobre un nuevo acuerdo.

Ucrania ya ha detenido los pagos al no lograr saldar una deuda de más de 500 millones de dólares este mes al gigante ruso Gazprom. Pero la decisión de suspender formalmente los pagos muestra las enormes diferencias entre ambas partes.

Kiev y Bruselas han estado tratando de mitigar los efectos de cualquier decisión de Moscú de reducir los envíos de gas a Ucrania.

En particular, están trabajando en la manera de mantener el flujo de suministros a los estados de la UE y en cómo esos países envíen después el gas a Ucrania.

Moscú sostiene que no desea desviar los envíos de gas a Ucrania si puede evitarlo, y que cumplirá todos los compromisos de abastecer a sus clientes europeos.

Consultado por el comunicado de Naftogaz, el portavoz de Gazprom Sergei Kupriyanov dijo a Reuters: "¿Qué significa suspender? No han pagado nada" desde mediados del mes pasado.

Por la mañana, al menos 20 hombres armados con pistolas y fusiles se hicieron con el control de la sede de la policía y de los servicios de información en la ciudad de Slaviansk, en la región de Donetsk, a unos 150 kilómetros de la frontera con Rusia.

Las autoridades dijeron que los hombres incautaron cientos de pistolas de los arsenales del edificio. Luego reemplazaron la bandera ucraniana con la bandera roja, blanca, y azul de Rusia.

Algunos vecinos los ayudaron a levantar barricadas con neumáticos, en anticipación de que la policía pudiera intentar expulsarlos, dijo un fotógrafo de Reuters en el lugar, pero no había ninguna muestra de una intervención inminente de la policía.

Al mismo tiempo, en la ciudad también de mayoría rusoparlante de Donetsk, el jefe de la policía regional dejó su cargo ante la demanda de los manifestantes prorrusos. Sobre la comisaría también fue izada una bandera separatista en lugar de la ucraniana.

La ocupación es un potencial foco de problemas, puesto que si alguno de los hombres armados resultara herido o muerto por las fuerzas ucranianas, el Kremlin podría intervenir para proteger a la población rusoparlante, repitiendo el argumento utilizado en Crimea.

Rusia niega cualquier intención de enviar tropas o dividir Ucrania, pero las autoridades pro-occidentales de Kiev creen que está intentando crear un pretexto para volver a intervenir.

La OTAN dice que las fuerzas armadas rusas se están desplegando en la frontera oriental de Ucrania, mientras que Moscú asegura que se trata de maniobras normales.

El ministro ucraniano de Relaciones Exteriores, Andrii Deshchytsia, dijo que habló por teléfono con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, y pidió a Moscú que frene las "acciones provocadoras" de sus agentes en el este de Ucrania.

Grupos prorrusos también han ocupado edificios públicos en las ciudades de Donetsk y Luhansk, y exigen separar sus regiones de Kiev.

Ambos países están enfrentados desde que masivas protestas en Kiev obligaran al presidente ucraniano prorruso Viktor Yanukovich a dejar el poder. Poco después, el Kremlin envió tropas a Crimea.