Mundo

Atentado de ISIS deja 13 muertos en Irak

El atacante hizo estallar un minibús cargado de explosivos poco antes de la puesta de sol del lunes cerca de una panadería y un restaurante falafel en un vecindario chií de la ciudad de Baqouba. Otras 60 personas resultaron heridas.
AP
10 mayo 2016 7:35 Última actualización 10 mayo 2016 7:36
Irak

El ataque fue perpetrado en una zona comercial de Bagdad. (Reuters)

BAGDAD.- Al menos 13 civiles fallecieron en un atentado perpetrado en una zona comercial al noreste de Bagdad, informaron funcionarios iraquíes el martes al tiempo que ISIS se hacía responsable del ataque.

El atacante hizo estallar un minibús cargado de explosivos poco antes de la puesta de sol del lunes cerca de una panadería y un restaurante falafel en un vecindario chií de la ciudad de Baqouba, explicó un agente de policía. Otras 60 personas resultaron heridas en la explosión, agregó.

Baqouba, la capital de la provincia iraquí de Diyala, está a 60 kilómetros al noreste de Bagdad. Un responsable sanitario confirmó la cifra de víctimas mortales. Ambas fuentes hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a hacer pública la información.

En un comunicado por internet, ISIS se atribuyó el ataque y especificó que su objetivo era la mezquita chií. The Associated Press no pudo verificar de inmediato la autenticidad de la declaración, pero apareció en un sitio web utilizado por el grupo extremista sunní.

El grupo controla grandes extensiones de territorio en el oeste y norte del país, así como Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak. Lugares públicos y comerciales en zonas dominadas por los chiíes son los objetivos más frecuentes para los milicianos sunníes que buscan debilitar los esfuerzos del gobierno iraquí para mantener la seguridad al interior de la capital.

En meses pasados, ISIS se ha atribuido ataques mortales en secciones chiíes de Diyala. En Febrero, la provincia fue escena de uno de los ataques más mortíferos cuando un agresor suicida afiliado al grupo atacó a aquellas personas reunidas en un funeral, matando a 40 y dejando heridas a decenas más.