Mundo

Ataques terroristas amenazan vacaciones navideñas

El miedo que causa el terrorismo y las tensiones geopolíticas afectarán las acciones de las empresas de turismo europeas durante la temporada de las fiestas de fin de año, que por lo regular es la mejor temporada.
Bloomberg
26 noviembre 2015 17:28 Última actualización 28 noviembre 2015 5:0
El Estado Islámico ocupó parte de un campamento de refugiados palestinos al sur de Damasco. (Reuters)

El Estado Islámico ocupó parte de un campamento de refugiados palestinos al sur de Damasco. (Reuters)

La temporada de las fiestas de fin de año se acerca, y para las acciones de las empresas de turismo europeas esto significa desde hace siete años consecutivos retornos récord. Sin embargo, el 2015 se perfila diferente.

El miedo que causa el terrorismo y las tensiones geopolíticas se ven reflejados en la posición desventajosa que ocupan las acciones relacionadas con el turismo y el ocio en el Índice Stoxx Europe 600. Según datos compilados por Bloomberg, noviembre y diciembre son los dos mejores meses del año para el sector, y este mes de noviembre por primera vez desde el 2007 las acciones han quedado atrasadas.

Las acciones relacionadas con la industria del ocio lideraron las bajas en Europa después de los actos terroristas en París, un incidente que llevó a los Estados Unidos a emitir un alerta respecto de los viajes y que probablemente derive en una disminución de la demanda de pasajes aéreos, según demuestra un informe de Bloomberg Intelligence. Las acciones volvieron a sufrir otro revés el martes, cuando cayeron hasta el punto más bajo en dos meses luego de que un avión de combate ruso fue derribado por Turquía.

“Normalmente se viaja mucho a esta altura del año, pero todo se ha derrumbado”, dijo Anthony Peters, responsable de estrategia para Swiss Investment Corp. en Londres. “Como inversores, en este entorno, estamos tomando las riendas de nuestra propia vida. Si nos vuelven a golpear, realmente nos va a significar una ruptura.”

El Stoxx 600 Travel and Leisure ha perdido un 1.3 por ciento este mes, mientras que el indicador más amplio ha avanzado un 1.4 por ciento.

Desde el 2005, la medida de los viajes ha superado al Stoxx 600 por 2.2 puntos porcentuales en los meses de noviembre y por 1.3 puntos porcentuales en los meses de diciembre, en promedio. El año pasado, la medición fue lo suficientemente buena como para significar el mejor trimestre de la industria desde el 2010. Los recientes descensos han llevado la valoración del indicador de viajes a 16.3 veces las ganancias estimadas, en línea con el índice más amplio, después de haber cotizado más alto durante seis años.

En tanto que el impacto del terrorismo es inmediato en los mercados, las caídas suelen ser de corta duración. El operador turístico Thomas Cook Group dijo que la demanda de viajes se mantiene e informó ayer que por primera vez en cinco años este año registraría una ganancia plena.

Aun con la movida de fin de año bajo amenaza, las acciones de la industria del ocio han subido un 15 por ciento este año, superando al Stoxx 600. Eso se debe en parte a la caída de los precios del petróleo, que ha redundado en menores costos para las líneas aéreas.

“El petróleo está barato, lo que ha sido muy beneficioso para las aerolíneas y, en cierta medida también para los aeropuertos, ya que les ha permitido bajar un poco los precios de los viajes”, dijo Douglas McNeill, analista de transporte de Macquarie Group Ltd. “Este ha sido el gran tema que impulsó a todo el espacio”.

Por ahora, el índice de las acciones relacionadas con el turismo se encamina a su primera caída mensual desde agosto. Las tasas de ocupación diaria en los hoteles de París cayó en la semana siguiente a los ataques del 13 de noviembre, de acuerdo con los datos preliminares de la oficina de turismo de la ciudad. La cadena francesa Accor SA fue una de las que más acusó el golpe este mes, al caer sus acciones un 16 por ciento. Y Thomas Cook ha perdido un 11 por ciento.

“La incertidumbre geopolítica y los recientes ataques terroristas ciertamente no ayudan al sector en el corto plazo”, dijo Michael Ingram, un estratega de mercado que colabora con BGC Partners en Londres. “El reciente incidente en Siria socavará aún más la confianza en lo que ya se consideraba un mercado de poca convicción ".