Mundo

Ataques aéreos rusos en Siria han matado a más de 9 mil personas

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres, destacó que el número de muertos incluye cerca de tres mil 800 civiles y cinco mil 400 combatientes de ISIS y varias facciones rebeldes.
Agencias
30 septiembre 2016 6:34 Última actualización 30 septiembre 2016 6:38
Alepo, Siria

Más de 20 mil civiles han sido heridos durante la ofensiva contra ISIS y rebeledes del gobierno sirio. (Reuters)

BEIRUT.- Más de nueve mil personas, entre ellas cerca de cuatro mil civiles, han muerto en un año de ataques aéreos rusos contra posiciones de ISIS en Siria, que han incluido también zonas ocupadas por rebeldes.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres, destacó que el número de muertos incluye cerca de tres mil 800 civiles y cinco mil 400 combatientes de ISIS y varias facciones rebeldes.

Más de 20 mil civiles han sido heridos en la ofensiva que lanzó Rusia el 30 de septiembre de 2015 para apoyar a las fuerzas del gobierno sirio, en una intervención militar que ha logrado el equilibrio de poder en favor de presidente Bashar al-Assad.

Desde entonces, al menos nueve mil 364 personas han muerto en los ataques rusos, según el Observatorio, que utiliza una red de activistas en Siria para realizar el seguimiento de los acontecimientos en la guerra que inició hace más de cinco años.

El director del observatorio, Rami Abdel Rahman, sostuvo que el número de muertos por los ataques rusos podría ser aún mayor dado el número de personas muertas por aviones de combate no identificados, reportó la agencia qatarí de noticias Al Yazera.

Tras el lanzamiento de su ofensiva en Siria, Rusia precisó que su campaña aérea está dirigida contra ISIS y otros grupos "terroristas", pero las fuerzas rebeldes y sus partidarios acusan a Moscú de centrarse en los combatientes de la oposición moderada.

Varios grupos de organizaciones no gubernamentales también acusan a Rusia de ataques que habrían golpeado a clínicas y hospitales en las mayores zonas de conflicto en Siria.

El primer aniversario de la intervención militar rusa se produjo un día después de que Moscú anunció que seguirá adelante con su campaña de bombardeos en Siria, haciendo caso omiso de una amenaza por parte de Washington para suspender su ofensiva.

Siria y Rusia han llevado a cabo una serie de intensos bombardeos en el este de Alepo desde que el gobierno de Bashar al-Assad anunció una ofensiva para recuperar la ciudad, dividida tras el fracaso de un alto el fuego acordado bajo la mediación de Moscú y Washington.

Ejército sirio y rebeldes libran feroces batallas al norte de Alepo


Fuerzas del gobierno sirio y rebeldes libraban feroces batallas al norte de Alepo, a una semana del inicio de una ofensiva del Ejército respaldada por militares rusos para tomar el control de toda la ciudad.

Las fuerzas del gobierno sirio lograron un significativo avance al norte de Alepo , cuando capturaron el campamento de refugiados de Handarat, a unos pocos kilómetros de la ciudad. Había testimonios contradictorios sobre el resultado de los combates.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos dijo que las fuerzas del gobierno habían capturado el área del hospital de Kindi, adyacente a Handarat, el viernes por la mañana y se acercaban a la ciudad.

Una estación de televisión operada por el grupo libanés Hezbollah, que combate en apoyo al Gobierno, también informó que las fuerzas leales al presidente Bashar al-Assad habían capturado el área del hospital Kindi.

Sin embargo, eso fue negado por fuerzas rebeldes que aseguraron que aún se libran combates en la zona.

Un importante miembro de las fuerzas rebeldes afirmó que las fuerzas del gobierno estaban bombardeando los distritos bajo control rebelde con artillería desde la cima de un cerro al este de la ciudad.

Con información de Notimex y Reuters