Mundo

Ataques aéreos impactan un hospital en Alepo; habría 27 muertos

El hospital al-Quds contaba con el apoyo de Médicos Sin Fronteras, organismo que informó de la destrucción del centro de salud, después de ser impactado por un ataque aéreo directo que causó la muerte de al menos tres médicos.
Reuters
28 abril 2016 8:30 Última actualización 28 abril 2016 9:5
Alepo, Siria

En áreas controladas por el gobierno, disparos de morteros de los rebeldes causaron la muerte de al menos 14 personas, informó el Observatorio Sirio de los DH. (Reuters)

BEIRUT.- Ataques aéreos impactaron un hospital de una zona controlada por rebeldes en la ciudad siria de Alepo y causaron la muerte de al menos 27 personas, incluyendo a tres niños y al último pediatra del lugar, dijo el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

Una nueva ola de bombardeos aéreos sobre distritos en manos de los rebeldes dejó al menos otros 30 civiles muertos, dijo un trabajador de rescate. El Observatorio reportó que al menos 20 personas fallecieron.

En áreas controladas por el gobierno, disparos de morteros de los rebeldes causaron la muerte de al menos 14 personas, según el Observatorio, con sede en Gran Bretaña, y la agencia de noticias estatal siria SANA.

La creciente violencia en Alepo está dejando a sus habitantes al borde de un desastre humanitario, dijo el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Ginebra.

"Donde sea que estés, escuchas explosiones de morteros, disparos y aviones sobrevolando", dijo Valter Gros, quien dirige la oficina del CICR en ese lugar, según fue citado en un comunicado.

"No hay vecindario de la ciudad que no haya sido atacado. Las personas están viviendo al límite. Todos aquí temen por sus vidas y nadie sabe qué pasará", agregó.

Alepo ha sido el epicentro de una escalada militar que ha afectado las conversaciones de paz lideradas por Naciones Unidas en las últimas semanas. Un acuerdo de cese de hostilidades ha sido violado y los enfrentamientos se han reanudado en varios frentes en el oeste de Siria.

El hospital al-Quds que fue bombardeado contaba con el apoyo de la organización caritativa internacional Médicos Sin Fronteras, que dijo que el centro de salud fue destruido después de ser impactado por un ataque aéreo directo que provocó la muerte de al menos tres médicos.