Mundo

Ataques aéreos en Alepo son 'crímenes de proporciones históricas': comisionado DH de ONU

El alto comisionado de las Naciones Unidas pidió que las potencias dejen a un lado sus diferencias y refieran la situación en Siria a la Corte Penal Internacional, pues las violaciones y abusos sufridos por personas, no son simplemente tragedias.
Reuters
21 octubre 2016 7:0 Última actualización 21 octubre 2016 8:46
Alepo, Siria

(Reuters)

GINEBRA.- El principal funcionario de Derechos Humanos de Naciones Unidas dijo que el asedio y bombardeo al este de la ciudad siria de Alepo constituían "crímenes de proporciones históricas" que provocaron muchas víctimas civiles y suponen crímenes de guerra.

Zeid Ra'ad al Husein no nombró específicamente a Rusia, cuyos aviones de guerra han estado realizando ataques aéreos durante semanas, junto con la fuerza aérea siria, en la parte de Alepo bajo control de los rebeldes, pero su referencia fue clara.

"Grupos armados de la oposición siguen disparando morteros y otros proyectiles en vecindarios civiles del oeste de Alepo, pero ataques aéreos indiscriminados en la parte oriental de la ciudad por parte de fuerzas del gobierno y sus aliados son responsables por la gran mayoría de las víctimas civiles", dijo Zeid en un discurso de video en una sesión especial del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Zeid pidió que las principales potencias dejen a un lado sus diferencias y refieran la situación en Siria a la Corte Penal Internacional.

"Las violaciones y abusos sufridos por personas en todo el país, incluyendo el asedio y bombardeo del este de Alepo, no son simplemente tragedias; también constituyen crímenes de proporciones históricas", dijo en la sesión en Ginebra.

Rusia negó haber atacado deliberadamente a civiles y dice que está luchando contra terroristas.

Gran Bretaña, quien pidió la sesión de un día con aliados como Estados Unidos para establecer una investigación especial sobre Alepo, buscó avergonzar a Rusia por sus ataques aéreos en la ciudad. "Rusia, estás empeorando la situación, no resolviéndola", dijo Tobias Ellwood, ministro para África y Oriente Medio del gobierno británico, en la sesión.

Paulo Pinheiro, presidente de la comisión de la ONU que investiga la situación en Siria y quien acudió a la sesión especial, dijo que el panel seguiría documentando crímenes de guerra en Alepo de manera imparcial y pidió al gobierno del presidente Bashar al-Assad que dé información sobre las violaciones.