Mundo

Dos atentados golpean Damasco; habría 25 muertos

El primer ataque fue dentro del Palacio de Justicia, donde un hombre detonó su chaleco bomba y dejó también varias personas heridas. El segundo ataque se registró en la zona de Rabué. 
Agencias
15 marzo 2017 6:46 Última actualización 15 marzo 2017 8:59
Damasco, Siria

(Reuters)

DAMASCO.- Más de 25 personas han muerto en menos de dos horas este miércoles en dos atentados suicidas cometidos en un restaurante y un tribunal de Damasco, la capital siria, informaron los medios de comunicación locales.

"Un terrorista suicida detonó su cinturón explosivo en el interior de un restaurante de Rabué (en el oeste) de Damasco tras ser perseguido y rodeado por las autoridades competentes", informó la agencia oficial siria Sana. Hay "muertos y heridos", dice sin dar un balance.

Menos de dos horas antes se produjo otro atentado, según la televisión, en el antiguo palacio de justicia, que alberga actualmente el tribunal religioso encargado de los temas matrimoniales y penales.

"Hay al menos 25 muertos y decenas de heridos", declaró a la televisión pública Mohamad Jeir Ismail, jefe de la policía de Damasco.



El corresponsal de la AFP que llegó al lugar vio ambulancias, bomberos y agentes de seguridad que instaban a los transeúntes a alejarse de la zona, en el barrio céntrico de Hamidiye, cerca de la entrada de un conocido zoco.

"Sentimos pánico porque el ruido de la explosión fue enorme", cuenta una abogada que se encontraba en el edificio.

"Nos refugiamos en la sala de la biblioteca", añadió la abogada, que pidió el anonimato. "Había mucha sangre".

El fiscal de la república de Damasco, citado por la televisión pública, afirmó que el suicida "trató de entrar en el tribunal y cuando los policías intentaron impedírselo, se abalanzó hacia el interior y se hizo estallar".

El pasado sábado, al menos 40 personas fallecieron en Damasco en dos explosiones seguidas que se atribuyó la rama siria de Al Qaeda, antes conocida como Frente Nusra.

Ningún grupo reclamó de inmediato la responsabilidad por los ataques de este miércoles.

Por otra parte, un representante de una de las facciones rebeldes de Siria negó las informaciones sobre la participación de los opositores en una nueva ronda de conversaciones de paz con el gobierno de Damasco en Astana, la capital de Kazajistán.

Mamoun Haj Mousa, de la Brigada Suqour al-Sham, señaló que no hay planes para que las facciones rebeldes acudan a la cumbre como reportó el Ministerio de Exteriores kazajo.

"Esperamos la llegada de representantes de los frentes norte y sur de la oposición armada siria", dijo el portavoz del ministerio, Onuar Zhainakov, en declaraciones recogidas por la agencia rusa de noticias Interfax.

"Déjenles decir lo que quieran", manifestó otro representante de la oposición, Yahya al-Aridi.

Las conversaciones en Astaná se celebran de forma paralela a las negociaciones en Ginebra entre el gobierno y la oposición. Las reuniones en Astaná se centran en el alto el fuego y los esfuerzos humanitarios, pero han logrado resultados modestos.

Los rebeldes anunciaron a principios de semana su ausencia en el diálogo de la capital kazaja por las repetidas violaciones del alto el fuego cometidas por Damasco.

Con información de AFP y AP